Bárbara Hernández, nadando en la Antártida para concienciar sobre la protección de los océanos

Luego de que hace un año la nadadora chilena Bárbara Hernández, conocida como la ‘sirena de hielo’, batiera el récord mundial en nadar 2,5 kilómetros en las heladas aguas de la Antártida, el documental de su hazaña será estrenado en la Televisión Nacional de Chile (TVN), como un paso más para la concienciación sobre la protección de los océanos.

“Espero, junto a mi equipo, que este documental logre que las personas empaticen con los cambios que ocurren en nuestro planeta y especialmente en Antártica, que se logre transmitir que el polo austral es el corazón del planeta y él, como sus ecosistemas, se ven directamente afectados por el alza de las temperaturas”, asegura a EFE Hernández sobre el estreno de ‘Un nado en el corazón del océano’.

En febrero de 2023, la nadadora pasó 45 minutos en el océano austral escoltada por un buque de la Armada de Chile para conseguir su segundo récord Guinness, luego de obtener el primero siendo la persona que más rápido nadó una milla oceánica a través del Estrecho de Drake, en el sur de Chile.

Pero Bárbara, a sus 38 años, sigue cosechando otros hitos, y el miércoles se coronó triple campeona mundial en la categoría EE del Campeonato Mundial de Natación de Invierno 2024 que se desarrolla en Tallin, Estonia, con sus tres oros en las pruebas de 200 y 450 metros libre y 200 metros pecho.

“Queremos que el documental sirva para poner los ojos del mundo en Antártica y que se sepa que hay muchas personas dispuestas a dar todo y más por su conservación”, agrega Hernández quien desde hace dos años es parte de Antártica 2020, una iniciativa en la que participan líderes mundiales que buscan la conservación del océano.

Entre los recuerdos que conserva de aquel momento está “la imagen de saltar al agua, de pelear esas brazadas (…) de mi equipo, la imagen de una dotación completa del buque ATF Janequeo de la Armada de Chile esperándome al salir con nuestra bandera y saberme profundamente comprendida, cuidada y amada por personas que admiro con todo mi corazón”, escribió a EFE desde Europa.

Hernández ve su labor de acercar “el cuidado del océano y lugares extremos y muchas veces desconocidos a las personas” desde su actividad con “mucha humildad”.

“Visibilizar una problemática desde el deporte y el amor por las aguas vivas que logramos acercar a través de imágenes, pero también de charlas motivacionales donde el foco va mucho más allá de una medalla a nivel mundial o un Récord Guinness”, dijo.

La nadadora de aguas gélidas ha acumulado múltiples diplomas, pero además de los Guinness, su titulación como sicóloga y un magíster quiere completar el ‘Ocean’s Seven’, la maratón de siete mares similar a las siete cumbres de los montañistas, de la cual solo le falta Japón.

Tuvo un primer intento el año pasado y por condiciones adversas no pudo alcanzarlo, así que volverá a intentar en junio próximo “si el mar así lo permite” –como ella misma advierte–, cruzar el último de los siete canales más difíciles ubicados en los cinco continentes, que van entre los 15 a los 47 km, para convertirse en la primera chilena y sudamericana en lograrlo.

“Mi amor por la naturaleza y una búsqueda por dar lo mejor de mí tanto física, mental y emocionalmente es una forma más de correr la barrera de lo imposible e invitar a la gente a soñar en grande”, afirmó Hernández.

InfoSOS, por un mundo sostenible.