Belén Viloria: “El movimiento B Corp busca un modelo económico más justo, inclusivo y regenerativo”

El movimiento B Corp “está compuesto por personas, empresas y organizaciones que se suman al objetivo de seguir transformando la economía hacia un modelo más justo, más inclusivo y más regenerativo”, explica la directora ejecutiva de B Lab Spain, Belén Viloria.

B Lab Spain es la organización que impulsa este movimiento en España y en diez años suma 265 empresas de 65 industrias de casi todos los territorios y tamaños. Además, ha creado “cinco Comunidades B en Madrid, Barcelona, Comunidad Valenciana, norte de España y Andalucía”. Ha generado la B Academics con personas del ámbito educativo, universitario, administrativo y social. Y tiene más de 200 Líderes B para “transformar la economía en el territorio local”, enumera Viloria en una entrevista con InfoSOS.

B Corp, asegura la ejecutiva, “no es una certificación como tal, sino una manera de ser” y por eso pone a disposición de las empresas una herramienta gratuita “con la que pueden mejorar, identificar y medir su sostenibilidad”. La han utilizado “10.500 empresas en España y más de 300.000 en el mundo”.

Para Viloria estas compañías se caracterizan por “los valores, que son lo primero, y significan rigor, autenticidad y compromiso: el resto es un tema más técnico. Al final es una manera de ser y de hacer. Son ejemplos que demuestran que los negocios se pueden hacer de otra manera y que la fórmula de rentabilidad financiera, impacto social positivo e impacto medioambiental regenerativo es posible”.

Los datos lo avalan porque esta empresa “es más rentable y genera más ingresos, lo que me demuestra que es más viable y retiene más talento. De media anual crecen entre un 27 y 30% en ingresos y un 30% en plantilla”, destaca.

B Lab Global, la asociación que impulsó este movimiento, está en más de 100 países y su origen, en 2007, es curioso. Tres emprendedores que habían vendido su empresa a un fondo comprobaron que al año “ninguno de los trabajadores que habían construido ese valor estaba y decidieron desarrollar un modelo que pudiera proteger a las personas que crean el valor en las empresas”, relata Viloria.

Para tener esta certificación se analizan 200 indicadores de criterios sociales, medioambientales y de gobernanza, en cinco áreas: trabajadores, clientes, comunidades, desempeño medioambiental y gobernanza. Otra parte es “la mejora continua”, ya que la certificación se revalida cada tres años, y una tercera que los estatutos digan que “el beneficiario no son solo los accionistas sino las personas y el planeta”, explica Belén Viloria.

En 2025 la organización concluirá su octava revisión de estándares para asegurar que las B Corp “sean punta de lanza en nueve materias – desde circularidad a derechos humanos- dentro de las tres grandes áreas: financiera, impacto social positivo, el impacto ambiental regenerativo y gobernanza”, dice la directora ejecutiva.

A este movimiento pertenecen empresas de gran consumo, farmacia, alimentación, textil, servicios profesionales o tecnología. “Son pioneras al incorporar un modelo de negocio con impacto positivo”. En Comunidad Valenciana están Alnut, Andrew World, Vacavaliente, Cubierta Solar, Bolsalea, Logopost o Visualfy, entre otras.

Sin embargo, aclara, “no todas las industrias son elegibles”. La no elegible debe pasar requisitos adicionales y “nunca estarán la industria del armamento, carbón o cualquiera que atente contra los Derechos Humanos”.

Artículo de Kati Ferrero.

InfoSOS, por un mundo sostenible.