BP pone en marcha en Castellón su proyecto de hidrógeno verde para producir biocombustible

La refinería de BP de Castellón contratará personal de forma continua en los próximos años para poner en marcha su proyecto HyVal de hidrógeno verde, por el que reemplazará el hidrógeno gris (producido con gas natural) y aumentará su capacidad de producción de biocombustible coprocesado.

El presidente de BP España, Andrés Guevara ha invitado a los interesados en registrar su currículum en la página web de BP ya que la refinería va a contratar de forma continua en los próximos años para «un proyecto estratégico» para la Comunitat Valenciana, España y Europa.

El proyecto HyVal de hidrógeno verde pretende no solo descarbonizar la planta castellonense, sino la industria de la región, especialmente el sector azulejero, y luego exportar ese combustible sostenible al resto de Europa.

Actualmente la refinería produce 110.000 barriles de productos refinados al día y coprocesa 5.000 barriles de biocombustibles; con el hidrógeno verde la planta será la primera beneficiada al ser una gran productora y consumidora de hidrógeno producido con gas natural.

El primer paso es reemplazar ese hidrógeno gris por verde por electrólisis de agua y descarbonizar así las operaciones en la refinería, ha expuesto Guevara, para también ampliar la capacidad de producción de biocombustible coprocesado hasta los 10.000 barriles adicionales.

En el entorno industrial de Castellón hay empresas químicas que consumen derivados y el sector cerámico, también gran consumidor industrial, que suponen oportunidades para que el hidrógeno verde pueda reemplazar a las fuentes de energía contaminantes.

Por fases, una primera que se prevé esté operativa en 2027 consistirá en la instalación de una planta de electrólisis con una capacidad mínima de 200 MW, y una segunda que se completará en 2030 en la que la capacidad de electrólisis se ampliará hasta alcanzar los 2 GW de potencia neta instalada.

El hidrógeno renovable producido podrá abastecer la demanda tanto regional como nacional, además de posicionar la Comunitat Valenciana como región exportadora de hidrógeno verde al resto de Europa a través del corredor mediterráneo del hidrógeno H2Med, así como otros derivados.

BP ha iniciado una parada técnica general de su refinería de Castellón -programada cada 6 años- en la que se invierten unos 120 millones de euros y trabajan 4.000 profesionales para actualizar y revisar las instalaciones y arrancar nuevos proyectos, como la ampliación de la sala de control, «que no tiene nada que envidiarle a la NASA».