Bruselas armoniza la forma de medir los microplásticos en el agua potable en toda la UE

 La Comisión Europea ha adoptado medidas para mejorar la resiliencia hídrica de la UE así como la calidad y cantidad del agua en todo el continente.

«Los ciudadanos pueden estar seguros de que su agua potable será monitorizada cuidadosamente para detectar la presencia de microplásticos y que cualquier agua residual que se reutilice es segura», declaró en un comunicado el comisario europeo de Medioambiente, Virginijus Sinkevicius.

El Ejecutivo comunitario, en concreto, adoptó una nueva metodología estándar para medir la presencia de microplásticos en el agua y también un acto delegado para garantizar que la reutilización de aguas residuales tratadas para riego agrícola sea segura.

El cambio, explicó el Ejecutivo comunitario en una nota, responde a que en toda la Unión Europea se utilizan muchos métodos diferentes para medir los microplásticos en el agua potable, lo que hace muy difícil comparar e interpretar los resultados del seguimiento.

Los nuevos estándares ayudarán a los Estados miembros «a recopilar información sobre la presencia de microplásticos en su cadena de suministro de agua», aseguró la Comisión.

La segunda de las medidas adoptadas se refiere a la utilización del agua, de forma que la Comisión «especifica los elementos técnicos clave que deben examinarse y tenerse en cuenta al preparar planes de gestión de riesgos para ayudar a las autoridades y profesionales en la preparación de estos planes».

«Estos elementos incluyen procesos para la producción, almacenamiento y distribución del agua recuperada, y la identificación de peligros y riesgos potenciales asociados con la reutilización de aguas residuales», precisó la Comisión.

Las nuevas normas también limitan las «extracciones excesivas de agua» y ayudan a «restaurar el ciclo roto del agua», dijo el comisario de Medioambiente.

«Pero para restaurar verdaderamente este ciclo, también necesitamos proteger nuestros mares, por lo que cuento con los Estados miembros para garantizar que las ambiciones de uso sostenible del mar que hemos acordado se lleven a cabo en sus próximas estrategias marinas», agregó Sinkevicius.

La Comisión también publicó una «comunicación», sin carácter legal, en la que llama a los Estados miembros a definir mejor el «buen estado medioambiental» de los mares y a respetar los valores umbrales destinados a permitir el uso sostenible de sus recursos, como por ejemplo el ruido submarino o las cantidades de basura permitidas en las playas.

InfoSOS, por un mundo sostenible.