Carlos Sánchez: «Somos el eslabón que conecta las políticas de ciudad con las personas»

Valencia Clima y Energía es una fundación del Ayuntamiento de Valencia desde la que se promueve la concienciación ciudadana sobre el cambio climático y desde la que se impulsa un modelo de ciudad más sostenible a partir de la transición energética de viviendas y edificios particulares. Porque los ciudadanos también tenemos mucho que aportar en la sostenibilidad de las urbes dado que un tercio del C02 que se emite en Valencia corresponde a los hogares. Hablamos con Carlos Sánchez, gerente de la Fundación Valencia Clima y Energía.

La fundación trabaja desde tres vertientes en ese arduo camino hacia la transición energética: el Observatorio del Cambio Climático, la Oficina de la Energía y Proyectos Europeos. “Nuestro objetivo principal es prestar formación, atención y asesoramiento a la ciudadanía. Nos gusta decir que somos el eslabón que conecta las políticas de ciudad con las personas, con la calle. Porque muchas veces la administración pública, con la mejor de sus intenciones, implementa acciones, proyectos, normas para mejorar la calidad de los ciudadanos, pero esa información no llega a las personas”, resume Carlos Sánchez, gerente de la fundación.

De las tres vertientes, la Oficina de la Energía ha sido la gran revelación. Concebida como una ventanilla única para el ciudadano, ofrece asesoramiento sobre energía: desde como ahorrar una media de 200 euros anuales en la factura de luz y gas hasta estudios gratuitos para la instalación de placas solares en la comunidad de vecinos. “En 2018 identificamos en los usuarios mucho desconocimiento en relación a la energía, éramos meros pagadores de facturas. No conocíamos cómo leer una factura, ni como poder reducirla, a qué subvenciones se podía tener derecho en caso de dificultad para pagarla, etc. Nos dimos cuenta de que, para promover una transición energética, era necesaria toda esa información”. “El segundo paso era lograr que confiaran en nosotros. Por tanto, una oficina a pie de calle era lo más indicado y, además, en una zona más vulnerable porque la energía es un bien de primera necesidad”, añade Sánchez.

La primera oficina se abrió en la calle José María Haro, en el barrio de Ayora en julio de 2019. Hoy cuenta con otras dos en Parque del Oeste y en Torrefiel, además de una cuarta itinerante. En cada una de ellas se asesora en cinco líneas: sobre la propia factura de luz y gas para hacerla más económica sin necesidad de reducir el consumo; respecto a la eficiencia energética “porque cambiando hábitos como apagar el wifi por la noche, regular la temperatura de los electrodomésticos o eliminar los standby, por ejemplo, ahorran energía sin necesidad de invertir un euro”; respecto a las energías renovables “porque entendemos que la transición energética tiene que ser hacia un modelo de producción de energía renovable, un modelo de producción de energía local -que se produzca donde se consume- y un modelo de producción de energía compartido, donde el usuario es dueño de su propia energía”, insiste Carlos Sánchez. En este aspecto, asesoran de forma gratuita a particulares y a comunidades de vecinos sobre la viabilidad o no de instalar placas solares en las viviendas y edificios, y apoyan y promueven las comunidades energéticas.