El deseo de Jane Goodall, en su 90 cumpleaños: «Mantener viva la esperanza para el planeta»

«Mantener viva la esperanza» e «inspirar a millones de personas en todo el mundo para actuar urgentemente sobre los actuales problemas socioambientales» son los principales deseos de la etóloga Jane Goodall, que este miércoles cumple 90 años de edad.

Así lo ha explicado a EFE la coordinadora de programas del Instituto Jane Goodall España (IJGE) Marisa Mariñán, quien ha definido a la británica como «una de las activistas ambientales más influyentes de este siglo», que «vive sus últimos años en una lucha incansable» porque «el implacable expolio de los recursos de la Tierra ha robado durante muchos años el futuro a los más jóvenes».

La labor de Goodall comenzó hace más de sesenta años cuando se interesó por los chimpancés salvajes de las selvas de Gombe, en Tanzania y sus observaciones científicas «revolucionaron el panorama científico», apunta Mariñán, e incluso obligó a redefinir el concepto de ser humano, «ya que descubrió que los chimpancés eran capaces de fabricar herramientas».

Nacida en Londres en 1934 y Mensajera de la Paz de la Organización de las Naciones Unidas desde 2002, la primatóloga ha acumulado numerosos reconocimientos como el Premio Príncipe de Asturias de Investigación científica y técnica de 2003.

El IJGE llegó a España en 2007, aunque el instituto original data de 1977 y su función principal es la «colaboración con el Centro de Rehabilitación de Tchimpounga, en Congo, creado por la propia Goodall en 1992 que pretende proteger a chimpancés huérfanos».

Este santuario congolés está dirigido por la veterinaria española Rebeca Atencia y en él se previene «contra el tráfico ilegal, la caza furtiva y el mascotismo», tal y como explica Mariñán.

EL IJGE habilitará un formulario en su página web «para que todos puedan sumarse a la celebración del 90 cumpleaños» y dejar un mensaje personal a la etóloga, si bien su propia manera de celebrarlo pasará por «hacer actividades ambientales durante todo el 2024 como limpiezas de entornos naturales, encuentros de grupos, etc.»

La última vez que Goodall estuvo en España fue en Tenerife el pasado mes de noviembre, «liberando a una tortuga y haciendo una limpieza en playas para eliminar microplásticos» en el marco de la campaña juvenil Raíces y Brotes, promovida por esta institución.

El deseo de la etóloga, resume Mariñán, es que «la gente pase a la acción, fomentando el cuidado del planeta» porque «si nos preocupamos por el futuro de nuestros hijos y nietos, del estado de la Naturaleza, hemos de unirnos y actuar ahora».

InfoSOS, por un mundo sostenible.