El ‘ferry’ eléctrico ‘Cap de Barbaria’ de Baleària reduce un 33% las emisiones de CO2 respecto al barco sustituido

El ferry eléctrico Cap de Barbaria de Baleària, que opera desde el pasado mes de mayo entre Eivissa y Formentera, ha disminuido un 33% las emisiones de CO2 respecto al Posidonia, el ferry para pasajeros y mercancías al que ha sustituido. Este dato supondrá que anualmente se reducirán alrededor de 1.300 toneladas de CO2 respecto al barco que operaba antes. Cabe señalar también que el ferry Cap de Barbaria puede transportar casi 100 metros lineales más de carga que el Posidonia, con lo que aumenta la eficiencia energética por metro lineal de carga casi un 60% más respecto al barco anterior.

Gracias a su propulsión eléctrica, durante todas las fases de aproximación, maniobra, amarre y estancia en los puertos de Eivissa y Formentera, el Cap de Barbaria no emite gases contaminantes a la atmosfera. Además, elimina totalmente las vibraciones y la contaminación acústica en puerto y considerablemente durante la navegación.

El barco ha sido diseñado para enfatizar la experiencia del viaje entre los pasajeros, que en estos primeros meses lo han valorado con un 8,8, lo que le convierte en el barco de Baleària mejor puntuado de la ruta Eivissa-Formentera, y el segundo más apreciado de la flota de la naviera. De acuerdo con las encuestas de satisfacción de los pasajeros, el ferry eléctrico está calificado por encima de la media de la flota en todos los aspectos, destacando el trato del personal y la limpieza.

Con capacidad para 390 pasajeros, en la cubierta superior dispone de una zona chill out con sofás y hamacas de diseño, con un gran bar en el centro. Durante el verano, en este espacio se han realizado sesiones de música con DJ y servicio de coctelería. El Cap de Barbaria cuenta con ascensor entre las zonas de pasaje y garaje, para comodidad de los pasajeros y dispone de una cafetería interior y una zona infantil para amenizar la travesía de los más pequeños.

“Con este innovador ferry promovemos un viaje ecoeficiente y sostenible, ofrecemos a los turistas una travesía atractiva en la que pueden disfrutar del entorno natural y además garantizamos un servicio fiable y de calidad para los residentes y para el suministro de mercancías a la isla”, señala Joan Serra, delegado de Baleària en Balears.

El ferry Cap de Barbaria tiene 82 metros de eslora y 15,5 de manga, y navega hasta 14 nudos. Se trata de un barco fundamental para el suministro de productos esenciales a Formentera, ya que puede transportar hasta 240 metros lineales de carga (aproximadamente 14 camiones). El diseño double ended (operativo por proa y popa) y una propulsión eléctrica azimutal de 360 grados le permiten una gran agilidad en las operaciones de carga y descarga y en las maniobras. Además, en el diseño del ferry se ha tenido en cuenta que pueda asegurar su operatividad en cualquier condición meteorológica para garantizar el suministro de productos esenciales a Formentera. La financiación del buque ha contado con la participación de los Fondos Next Generation de la Unión Europea, dentro del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR).