El Júcar y el Segura siguen perdiendo reservas de agua por la ausencia de precipitaciones

El aumento del 3,8 % en las reservas de los embalses españoles en la última semana sigue sin llegar a los de las cuencas del Júcar y del Segura, apenas afectadas por las lluvias y que pierden 0,1 y 0,5 puntos, respectivamente.

La reserva de agua embalsada en las cuencas del Júcar y del Segura ha bajado 3 y 5 hectómetros cúbicos en la última semana, respectivamente, según la información facilitada por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Los embalses de la cuenca del Júcar están al 46,5 % de su capacidad, 4,8 puntos por encima de la media española, que es del 41,7 %. Los 1.322 hectómetros cúbicos embalsados son 159 menos que hace un año, pero 115 más que la media de los últimos diez años.

Los embalses de la cuenca del Segura se sitúan actualmente al 21,3 % de su capacidad, 20,4 puntos por debajo de la media de España, y sus 243 hectómetros cúbicos actuales son 131 menos que hace un año y 147 menos que la media de la última década.

En España, la reserva hídrica está al 41,7 % de su capacidad total y almacenan actualmente 23.379 hectómetros cúbicos de agua, tras aumentar la última semana en 2.128 hectómetros cúbicos (3,8 %).

La reserva hídrica española encadena tres semanas consecutivas al alza impulsada por la lluvias que han dejado en el país una cadena de borrascas procedentes del este.

Sólo en la última semana, protagonizada por las borrascas Ciarán y Domingos, las precipitaciones han afectado considerablemente a casi toda la Península, con una máxima en Vigo de 233,6 mm (233,6 l/m²).

Respecto a hace un año, la reserva de agua se sitúa 9,3 puntos por encima, mientras que respecto a la media de los últimos diez años (48,3 %), está 6,6 puntos porcentuales por debajo.

Situación por Cuencas

Por cuencas, destaca la buena situación que presentan las del Cantábrico Occidental, con una reserva del 86,9 %, y Galicia Costa con los embalses al 88,9 % de su capacidad.

En sentido contrario, Guadalete-Barbate (que baja del 15,1 al 15 %), Guadalquivir (que sube del 18,6 al 18,7 %), Segura (su reserva baja del 21,8 al 21,3 %), Mediterránea Andaluza (baja del 21,9 al 21,5 %), Guadiana (sube del 24,7 al 25,2 %) y las cuencas internas de Cataluña (caen del 19,5 al 19,2 %).

Noviembre comienza con una mayor reserva de agua tras un octubre «muy húmedo» que se sitúa como el duodécimo octubre más lluvioso desde el comienzo de la serie histórica, en 1961, y el tercero del siglo XXI, aunque con contrastes por zonas.

Así, mientras fue entre húmedo y muy húmedo en casi toda la península, llegando a ser extremadamente húmedo en el sur de Galicia y oeste de León y Zamora; en gran parte de la cornisa cantábrica, el levante peninsular, sureste de Andalucía y en ambos archipiélagos fue un octubre seco.

Por ello, aún siendo abundantes, las precipitaciones de octubre no permitieron paliar la sequía meteorológica en el conjunto del país.

Aunque la situación mejoró en el noroeste peninsular, la mayor parte de las cuencas de acumulación de Aemet (similares a las cuencas hidrográficas) continuaban con sequía meteorológica de larga duración a fin de mes.