El presidente de los regantes espera que bajen las tensiones «y se enderece la situación»

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), Lucas Jiménez, ha dicho en rueda de prensa que espera de 2024 que se rebajen un poco las tensiones habituales con cada decisión y «que se enderece la situación».

Jiménez confió en que el año hidrológico que se inició el pasado 1 de octubre «se merece que empiece y que sigan las aportaciones en el alto Tajo, lo que significaría más trasvase y entrar en nivel dos».

También solicitó para los regantes que puedan trabajar «y podamos sentarnos con las administraciones, con unas y con otras, y trabajar en muchos aspectos que nos vienen por delante en esta legislatura y que son fundamentales».

«Si no nos dejan trabajar, pues estaremos reivindicando como es marca de la casa», auguró Jiménez, de cara a posibles movilizaciones en defensa del acueducto «con este gobierno y con los que haya que venir».

Recordó que en 2024 arrancará el siguiente ciclo de planificación hidrológica, en el que está ya incluido el del Tajo, y advirtió la posibilidad de que el ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) «con un empujón similar al que ya hemos recibido el trasvase se termina».

Por otra lado, indicó que en 2024 está por delante «algo no menos importante y es el escenario de cara al año 2027 al que se ven afectados todos aquellos usuarios de agua subterránea de esta Cuenca hidrológica. «También tenemos que sentarnos, tenemos que trabajar o al menos intentarlo», añadió.

Además lamentó las reducciones de envíos de agua desde la cabecera del Tajo al Segura con respecto a lo que se podría haber enviado este año pasado año hidrológico, y que se cuantifican en 50 hectómetros cúbicos de agua.

Por último, criticó un trasvase al río Guadiana desde Entrepeñas y Buendía, como un trasvase «nuevo que se camufla con el eufemismo de tubería manchega, pero da igual por donde vaya esa tubería, que vaya enterrada o a flor de piel», solamente estarían a favor si fuera únicamente para abastecimiento humano, pero subrayó que con ello no se está cumpliendo la ley del trasvase «o al menos con lo que dice». Ese trasvase está recurrido por los regantes, apostilló.