En febrero no ha habido ningún día de helada, cosa que no había ocurrido desde que hay datos registrados

El mes de febrero de 2024 ha sido «muy cálido y seco» en la Comunitat Valenciana, el tercero más cálido desde 1950 y en algunos municipios del norte de Castellón desde 1944, con una temperatura media 2,9 grados superior a la de la climatología de referencia y una precipitación acumulada un 64 % inferior a la del promedio climático del periodo 1991-2020.

Así lo indica la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en el resumen de ese mes, en el que hasta el día 22 las temperaturas estuvieron de forma persistente por encima de los valores normales, y a partir del 23, el descenso de temperatura unida al viento dieron lugar a un ambiente invernal que se ha prolongado los primeros días de marzo.

Febrero, sin ningún día de helada

Febrero de 2024 es el tercero más cálido en la Comunitat Valenciana desde 1950, tras febrero de 2020 y de 1990, aunque en algunas localidades del interior y prelitoral norte, como Atzeneta del Maestrat, ha sido el mes de febrero más cálido de la serie, superando en casi medio grado a febrero de 1990 y 2020.

Además, no ha habido ningún día de helada, cosa que nunca había ocurrido en este observatorio en febrero desde que comenzaron a registrarse datos en 1944, hace 80 años, según Aemet.

La temperatura media, 11.8 grados, es 2.9 grados superior a la de la climatología de referencia (8.9), y se aprecia una mayor anomalía térmica en las máximas diurnas, ya que las noches han tenido una anomalía de temperatura de +2.5 grados, mientras que la anomalía de las máximas diurnas ha sido de +3.4 grados.

Salvo el breve pico frío que se produjo el día 11 de febrero tras el paso de la borrasca Karlotta, las primeras tres semanas del mes tuvieron de forma persistente temperaturas muy superiores a lo normal, de forma que este periodo tuvo una temperatura media sin precedentes en nuestro territorio desde, al menos, 1950.

El día más cálido del mes fue el 22, que supuso récord de día cálido, el séptimo del año, tras los seis que se registraron en enero. Las temperaturas más altas superaron los 27 grados el 21 y 22, con 27.9 en Alicante y 27.5 en Xàbia y Crevillent.

Las temperaturas más bajas se registraron el día 5, con -3.5 grados en Ademuz, -3.0 en Villena y -2.5 en Jalance. Los últimos días del mes las temperaturas se normalizaron, aunque este descenso térmico unido al viento fuerte de oeste y noroeste dieron lugar a la sensación de ambiente invernal, que se prolongó los primeros días de marzo.

Un febrero «seco»

La precipitación acumulada durante el mes de febrero ha sido 11.9 litros por metro cuadrado, que es un 64 % inferior que la del promedio climático del periodo 1991-2020 (33.3 l/m2) y, globalmente, el mes se califica como «seco».

El carácter pluviométrico ha sido seco en las tres provincias, con un déficit medio provincial en Castellón del 70 %, del 64 % en Valencia y del 60 % en Alicante, y el único episodio de precipitaciones significativas y generalizadas, en general débiles, fue el de los días 8 y 9, bajo la influencia de la borrasca Karlotta.

Los máximos acumulados en el mes se han registrado en Fredes, con 43.2 l/m2, en el observatorio del Maigmó (Tibi) se han registrado 36.0, y en Utiel 33.6. En el otro extremo, el mínimo pluviométrico, con 0.8 l/m2, se ha registrado en Montanejos.

Con respecto al valor normal en cada punto, el mes se califica como muy seco en el 5 % del territorio, situado en comarcas centrales de Castellón y en el litoral norte de Alicante, seco en casi dos terceras partes y normal o ligeramente húmedo en el resto.

Con los datos de febrero, el inicio del año hidrológico 2023-2024, que comenzó el 1 de octubre, es el más seco desde, al menos, 1950, según Aemet, que indica que no hay precedentes de un comienzo de año hidrológico (octubre-noviembre-diciembre-enero-febrero) tan seco como el de este.

En promedio, durante el cuatrimestre se han acumulado 46.3 l/m² cuando lo normal sería 238.0, con lo que el déficit medio del cuatrimestre en la Comunitat Valenciana es del 81 %. 

InfoSOS, por un mundo sostenible.