Exxon Mobil denuncia a «inversores activistas» para impedir sus propuestas climáticas

La compañía petrolera Exxon Mobil ha denunciado a dos grupos de «inversores activistas» para impedirles presentar en su próxima junta de accionistas propuestas relativas al cambio climático, un movimiento que los medios especializados consideran inédito.

La denuncia de Exxon fue presentada ayer ante un juzgado de distrito del Distrito Norte de Texas contra dos compañías de inversión, Arjuna Capital (basada en Massachusetts) y la holandesa Follow This, para impedir que en la junta del próximo 29 de mayo presenten propuestas que obliguen a Exxon a compromisos con el cambio climático.

La gran petrolera estadounidense, una de las mayores del mundo, ha pedido al tribunal que se pronuncie antes del 19 de marzo, y argumenta que la propuesta de ambos grupos violaría las reglas establecidas por la SEC (el regulador bursátil) sobre el funcionamiento de las juntas de accionistas.

Exxon argumentó en su denuncia que los dos grupos están guiados por una «agenda extremista» y que su intención con sus propuestas climáticas «no sirve a los intereses de los inversores», según un comunicado de la empresa entregado a los medios.

Follow This ya ha respondido a la denuncia asegurando que Exxon «claramente quiere impedir a los accionistas ejercer sus derechos» pues temen que puedan votar a favor de propuestas tendentes a la reducción de emisiones, según palabras de Mark van Baal de la organización recogidas en su portal corporativo.

Follow This asegura que Exxon es la única de las cuatro gigantes del sector petrolero -con Shell, BP, Chevron y Total- que no ha firmado todavía el llamado «scope 3» (emisiones de alcance 3, las indirectas), dentro de los esfuerzos para frenar los gases de efecto invernadero recogidos en la agenda 2030.

La organización holandesa ya ha logrado con una estrategia similar ganarse el apoyo del 5 % de los inversores en otra de las grandes petroleras, Shell, que en este momento afronta una rebelión de 27 de estos inversores para obligarla a mayores compromisos climáticos.

La estrategia del «inversor activista» consiste en infiltrarse como inversores en grandes compañías para forzarlas a aceptar compromisos: en el caso de Follow This, sus causas son exclusivamente climáticas, mientras que Arjona se precia en su página web de haber influido ante grandes compañías a concesiones en cuestiones sobre raza, género, clima o derechos LGTB.

InfoSOS, por un mundo sostenible.