Investigadores del CSIC producen bioplásticos a partir de plástico convencional mediante el uso de bacterias

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han diseñado un conjunto de bacterias capaces de usar residuos plásticos convencionales como nutrientes para transformarlos en bioplásticos degradables o compostables, según un estudio publicado por la revista científica Cell Reports.

La bacteria ‘Pseudomonas putida’, creada mediante «métodos computacionales y biología sintética», de acuerdo con la información facilitada por el CSIC, utiliza «materiales recalcitrantes» incluyendo hidrolizados de PET -uno de los tipos de plástico más empleados en botellas y envases- y derivados de lignina -que se encuentra entre los polímeros más abundantes en la naturaleza- para producir bioplásticos bacterianos, conocidos como polihidroxialcanoatos o PHAs.

Los PHAs poseen «amplias aplicaciones», tanto en medicina como en el sector del embalaje, y constituyen «una alternativa viable» a los plásticos derivados de combustibles fósiles, si bien su producción hasta ahora ha presentado un «desafío significativo» por la limitación de nutrientes -como nitrógeno, fósforo u oxígeno- en el medio de cultivo para su producción.

El estudio ha conseguido superar «en gran medida» los obstáculos para su producción, al optimizarla, y, además, implantar bioprocesos más simples y eficientes, por lo que supone «un avance muy significativo» a la hora de abordar la crisis global ocasionada por la acumulación de plástico en el medioambiente.

De hecho, aunque las nuevas cepas y su bioproceso se han desarrollado de momento como prueba de concepto, «tiene el potencial de convertirse en una herramienta sostenible para la gestión y revalorización de residuos plásticos» en el contexto actual de «crisis climática y emergente economía circular».

El estudio es resultado de la colaboración entre el grupo de Biotecnología de Polímeros del Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB-CSIC) dirigido por Auxiliadora Prieto y el grupo de Biotecnología de Sistemas del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) liderado por Juan Nogales, en el contexto de dos proyectos europeos Horizonte 2020, y ha dado lugar a una patente.

InfoSOS, por un mundo sostenible.