La central nuclear de Cofrentes se conecta a la red tras acabar su recarga de combustible

La central nuclear de Cofrentes (Valencia) ha quedado nuevamente conectada a la red tras la finalización de la parada para la recarga de combustible iniciada el pasado 6 de octubre, por lo que da comienzo a su vigésimo quinto ciclo de operación.

Según ha informado Iberdrola, titular de la planta, se ha invertido 24,3 millones de euros en esta parada técnica para la que se han contratado a 1.200 profesionales provenientes de más de 100 empresas, que se han sumado al equipo habitual de la central, compuesto por unos 800 trabajadores, y que ha supuesto «un importante estímulo para el empleo y la economía del entorno».

Durante este periodo se han concluido los cerca de 11.000 trabajos planificados y sustituido 216 de los 624 elementos de combustible del reactor, así como realizado inspecciones en la propia vasija, la turbina y el generador.

También se ha realizado la revisión general del grupo 1 de los generadores diésel de emergencia, el cambio de tubos secos de instrumentación nuclear y la sustitución del interruptor de generación, como proyectos más relevantes.

La recarga ha supuesto además una oportunidad de actualización tecnológica de equipos, que en esta ocasión se ha visto materializada con la ejecución de 26 modificaciones de diseño que aportan robustez y modernidad a la instalación, añaden desde Iberdrola.

En las tareas han participado 2.000 trabajadores y no se ha producido ningún accidente laboral.

La central nuclear de Cofrentes es el principal centro productor de energía eléctrica en la Comunitat Valenciana, donde genera anualmente el 46 % del total de energía eléctrica producida.

A nivel nacional, Cofrentes produce cada año alrededor del 3,5 % del total de la energía producida en el país, energía suficiente para abastecer aproximadamente el consumo doméstico de dos millones de hogares.

En cuanto al aspecto medioambiental, la central evita cada año la emisión a la atmósfera de aproximadamente tres millones de toneladas de CO2, añade la empresa.

Durante 2023 la planta de Cofrentes ha producido 6.270 millones de kWh, con un factor de operación en el año del 99,4 %, lo que determina «el alto grado de fiabilidad» con el que opera la central.