La hostelería valenciana arrima el hombro por el clima: 734 locales buscan ser sostenibles

Un total de 734 establecimientos hosteleros de Valencia se han sumado al proyecto Hostelería #Porelclima, una iniciativa nacional de Ecodes y Coca-Cola que busca el compromiso del sector con la sostenibilidad, reduciendo su huella ambiental y contribuyendo a frenar el cambio climático.

El director de Acción Climática ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo), Pablo Barrenechea, ha presentado en València los detalles de la campaña iniciada a nivel nacional hace dos años y ha defendido que la hostelería valencia es un «referente», ya que está cumpliendo lo que dictamina el Acuerdo de París en cuando a la reducción del consumo de agua o electricidad.

Concretamente, ha hecho referencia a que más del 70 % de los locales -bares y restaurantes- adheridos a la iniciativa tienen sistemas de reducción de agua y que más del 90 % tiene luminaria LED, lo que reduce «drásticamente» el consumo eléctrico.

«Todos tenemos una responsabilidad compartida. Cualquier acción de la hostelería se puede llevar también a nuestras casas y ellos pueden lanzar mensajes de corresponsabilidad a la ciudadanía», ha explicado Barrenechea.

Además, el catedrático de Análisis Geográfico en la Universidad de Alicante (UA) Jorge Olcina ha incidido en que luchar contra el cambio climático es «una postura de ética que nos pide la Tierra» y que se debe ir cambiando el modelo hacia uno de energías renovables.

Aun así, ha hecho una llamada al optimismo y entender el cambio climático «como una oportunidad». «Debemos educarnos para convivir con el cambio climático y mostrar todas las buenas prácticas que se pueden hacer para frenar este problema», ha incidido Olcina.

Por parte de la Federación Empresarial Hostelería Valencia, el presidente de la patronal autonómica Consthur, Manuel Espinar, ha ensalzado «la concienciación de los hosteleros valencianos»; a su juicio, adoptar medidas que mejoren la sostenibilidad en las empresas es «un valor añadido y que el turista ya está midiendo para elegir los locales».

En este sentido, desde la confederación se están promoviendo planes de formación para mejorar la energía de los establecimientos y también se está desarrollando una aplicación para controlar el desperdicio alimentario y donarlo a bancos de alimentos o alimentación animal.

La gerente de comunicación de Coca-Cola Iberia Área Este, Igone Bartumeu, ha querido destacar que la descarbonización es una cuestión en la que «todos» se deben implicar y «es una forma correcta y ética de trabajar» en los establecimientos hosteleros.

Bartumeu ha puesto como ejemplo la provincia de Valencia por ser uno de los territorios con más locales adheridos a la iniciativa de Hostelería por el Clima: «Es un programa de gestos y pequeñas acciones que pueden empezar el cambio».

Para la concejala de Turismo e Innovación en el Ayuntamiento de València, Paula Llobet, «la hostelería es la mejor red social que tenemos y esa capacidad para incidir en la gente que tienen los bares como lugar de encuentro es muy importante».

«No solo queremos que el Ayuntamiento saque músculo. Siendo Capital Verde Europea para 2024, necesitamos de la colaboración público-privada y estas iniciativas son una palanca para acelerar todos los procesos», ha explicado la concejala.

Para llevar a cabo esta iniciativa, Ecodes y Coca-Cola han aunado esfuerzos con el Ayuntamiento de València, Hostelería Valencia y FOTUR, con el objetivo de actuar contra el cambio climático y mejorar la sostenibilidad en el sector hostelero.