La Universitat de València logra financiación de 3 millones para producir hidrógeno verde

 La Comisión Europea ha concedido 3 millones de euros al proyecto Seal-Hydrogen, una iniciativa destinada a mejorar la eficiencia e impulsar la escalabilidad de una nueva generación de electrolizadores para la producción de hidrógeno verde, la energía limpia del futuro.

Liderado por la Universitat de València (UV) y en consorcio con Matecco, Siemens Energy, Grupo Horiba y el HI ERN, el proyecto se enmarca en la Estrategia Europea del Hidrógeno a través de las Acciones de Investigación e Innovación (RIA-HEurope).

El proyecto, bautizado como Seal-Hydrogen y financiado por la Agencia Ejecutiva Europea de Investigación (REA), está desarrollando una nueva tecnología que reduce los costes de producción de hidrógeno verde, un elemento esencial «para la transición energética y la descarbonización de la economía».

Según la Universitat de Valencia, los avances del hidrógeno verde se contrasta con los elevados costes que implican los sistemas actuales de producción de este combustible limpio y dificultan su aplicación a gran escala.

«Los costes energéticos son el principal factor que determina el coste nivelado del hidrógeno verde. Aumentar la eficiencia es, por tanto, una palanca esencial para reducir sus costes de producción», recoge el comunicado de la propia universidad.

La tecnología propuesta sustituiría el uso de catalizadores basados en metales preciosos –platino o iridio– por otros que no requieren materias primas críticas, como el níquel y el hierro.

Según los investigadores, esto permitiría una mayor eficiencia, lo que hace más sostenible la producción de electrolizadores y reduce los costes para los productores de hidrógeno verde.

«Buscamos alcanzar mayores densidades de corriente y eficiencias, introduciendo innovaciones de vanguardia en ciencia de materiales, diseño de catalizadores e ingeniería de procesos», ha explicado Gonzalo Abellán, responsable también del proyecto europeo y coordinador del consorcio.

«Estamos orgullosos de colaborar con organizaciones líderes en este campo, reuniendo lo mejor del talento industrial y académico», ha concluido Abellán.

El objetivo final de la Unión Europea es instalar al menos 40 GW de electrolizadores de hidrógeno renovable en 2030 para «transformar la economía de producción a gran escala y facilitar la adopción masiva del hidrógeno verde».

InfoSOS, por un mundo sostenible.