Los agricultores de Doñana recibirán 100.000 euros por hectárea si abandonan sus cultivos

 Los agricultores de la comarca de Doñana recibirán una ayuda de 100.000 euros por hectárea, que cobrarán en cinco años a razón de 20.000 euros anuales, a cambio de dejar de cultivar sus tierras y «renaturalizar o reforestar».

Lo ha anunciado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante la rueda de prensa ofrecida junto a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, tras la firma del protocolo para el desarrollo territorial sostenible del área de influencia del espacio natural de Doñana, que establece una inversión de unos 1.400 millones de euros en 14 localidades del entorno localizadas en las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz.

De esa ayuda de 100.000 euros, ha precisado Moreno, la mayor parte (70.000 euros) serán aportados por el Gobierno central, mientras la Junta destinará 20.000 euros y la Diputación de Huelva añadirá otros 10.000, en un acuerdo que propiciará la retirada de la proposición de ley de mejora de regadíos de la Corona Norte de Doñana que se tramitaba -aunque quedó paralizada por las negociaciones- en el Parlamento de Andalucía, a instancias de PP y Vox.

Los agricultores que no quieran dejar de cultivar podrán optar también por reconvertir sus explotaciones en cultivos de secano o en producción ecológica, pero en este caso, ha precisado Moreno, las ayudas serán «bastante menores».

    Ribera ha precisado que «no hay una limitación ni una identificación catastral de la zona» para solicitar estas ayudas, de forma que «cualquier vecino con tierras puede pedir estas ayudas», y ha agregado que en el caso de las subvenciones a la reforestación habrá un compromiso de permanencia de hasta 30 años y en el de transformación de agricultura de secano y ecológica, de hasta 5 años.

A estas ayudas, además, podrán acceder los agricultores al margen de que tengan expedientes sancionadores o no abiertos, si bien la ministra ha dejado claro que estos seguirán su curso y que no habrá amnistía: «La única amnistía es para Doñana», ha dicho.

Fin a las presiones

En cuanto a la inversión de 1.400 millones de euros, de los 700 que corresponden al Gobierno, Ribera ha precisado que a los 350 millones en actuaciones ambientales anunciados el año pasado, de los que se prevé que 118 estén ya en ejecución este año, se van a sumar ahora 350 millones más.

«Doñana es el humedal más importante de España y uno de los principales de Europa. No podemos pasar por alto las presiones que se ejercen sobre él», ha indicado Ribera, para quien «este paraje ya no es un lugar remoto, sino un espacio situado en una comarca densamente poblada, y mantener Doñana requiere poner límites a la presión humana» de ahí que la inversión prevista «tenga que ser bien invertida en las personas y los ecosistemas».

Con este acuerdo, ha dicho, «ponemos fin a presiones y nos compromete con vecinos y municipios», a la vez que ha resaltado que ello «refleja nuestra convicción de que debemos responder a los mandatos de la ley que subraya la trascendencia que tiene que las generaciones de hoy velemos por los tesoros que tenemos y las leguemos para el futuro».

Se destinarán 7,8 millones de euros a reforzar el cierre de pozos ilegales, al control del consumo en las concesiones y el seguimiento de cultivos en regadío mediante imágenes de satélite y la guardería fluvial; y 156,2 millones de euros a otras iniciativas orientadas a disminuir las extracciones de dichas aguas.

Ribera ha agradecido a Moreno y a su gobierno el esfuerzo realizado para llegar a este acuerdo que demuestra que es posible el entendimiento pese a las discrepancias, punto en el que ha coincidido Moreno, quien le ha devuelto el agradecimiento por un trabajo que ha posibilitado un «acuerdo histórico».

Garantizar el desarrollo sostenible

En este punto, ha indicado que la Junta invertirá otros 700 millones la Junta: «En total 1.400 millones para garantizar un desarrollo sostenible de los municipios del entorno de Doñana en el período 2023-2027».

Además, el acuerdo recoge que el Gobierno andaluz impulsará obras hidráulicas por valor de 335 millones en depuración, abastecimiento y embalses y destinará 251 millones de fondos europeos a la agricultura y ganadería para modernizar explotaciones, diversificar la producción o mejorar la comercialización.

El acuerdo recoge otros puntos como la posibilidad de integrar la generación de energía renovable en el entorno de Doñana, por lo que se compromete a poner 30 millones para proyectos de energía renovable y eficiencia energética, impulsar con 70 millones iniciativas y proyectos de los catorce ayuntamientos del área de influencia de Doñana, destinar 32 millones a mejorar las condiciones de habitabilidad de los temporeros que cada año acuden a Huelva en época de recolección o crear la Marca Doñana como garantía de calidad y sostenibilidad para productos y servicios como el hotelero.