Los pescadores del proyecto LIFE ECOREST inician el retorno al mar de corales, gorgonias y esponjas recuperados

Los pescadores que colaboran en el proyecto LIFE ECOREST, que coordina el Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC) y en el que la
Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico participa como socia, han iniciado el proceso de devolución al mar de corales, gorgonias y esponjas, entre otros organismos que, tras ser rescatados de las redes de pesca, han sido recuperados en acuarios instalados en cofradías de pescadores de Girona y Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Las primeras devoluciones han tenido lugar en Blanes y Llançà.
Estos organismos se retornan al mar en las zonas de veda permanente donde actúa el proyecto mediante el método Bádminton, una técnica que consiste en fijar los organismos a un canto rodado y devolverlos al mar desde la cubierta de los barcos pesqueros. Este proceso permite que los organismos lleguen al fondo marino y permanezcan en una posición erecta, óptima para su supervivencia.

Hasta la fecha, esta metodología se ha empleado en campañas oceanográficas previas desarrolladas por el ICM-CSIC y la Universidad de Barcelona (UB) en el marco del proyecto, en las que se han liberado un total de 451 organismos en cuatro zonas de veda a una profundidad de entre 90 y 140 metros.
Durante estas campañas se ha usado de forma pionera un bio-liberador (BiLi) diseñado para adaptar el método Bádminton a gran profundidad y poder soltar un mayor número de individuos a la vez. Las gorgonias Eunicella cavolini, Eunicella singularis affita y Leptogorgia sarmentosa, briozoos; el coral blando Alcyonium palmatum, así como distintas especies de demosponjas, han sido los principales organismos retornados en las campañas oceanográficas.
Gracias a las imágenes obtenidas a través de un vehículo submarino operado remotamente (ROV, por sus siglas en inglés), se ha podido comprobar el éxito de supervivencia de las gorgonias restauradas, que alcanza el 95% un año después
de la primera devolución.
Después del éxito en las campañas oceanográficas, se ha iniciado una nueva
etapa en el proyecto, en la que la devolución de organismos se lleva a cabo desde
los barcos de pesca.
Blanes y Llançà han sido las primeras cofradías en retornar al mar los organismos
que quedaron enmallados en redes de pesca de manera accidental y fueron
trasladados a los acuarios instalados en sus cofradías, donde se han mantenido y
recuperado gracias al trabajo coordinado entre el equipo científico del ICM-CSIC,
la UB y las cofradías que participan en el proyecto. Esta labor ha permitido rescatar
de las redes de pesca y recuperar en los acuarios más de 750 organismos hasta el
momento.
RESTAURACIÓN DE HÁBITATS PROFUNDOS
El proyecto LIFE ECOREST avanza con el objetivo de restaurar cerca de 30.000
hectáreas de hábitats marinos profundos en Cataluña con la participación activa
del sector pesquero.
Además de las acciones de investigación y conservación, también se está
promoviendo la gestión participativa de los pescadores que forman parte del
proyecto, el fortalecimiento de los mecanismos de gobernanza y la sensibilización
a la población sobre la importancia de conservar los hábitats marinos profundos.

Esta iniciativa, que coordina el Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC) hasta el
2026, cuenta como socios con la Federació Territorial de Confraries de Pescadores
de Girona, la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y
el Reto Demográfico, la Universidad de Barcelona y WWF España, así como con la
contribución financiera del Programa LIFE de la Unión Europea.

InfoSOS, por un mundo sostenible.