Mª Magdalena Martínez: “El reto de esta legislatura en la Diputación de Alicante son los residuos y su separación”

La diputada de Medio Ambiente en la Diputación de Alicante hace un repaso a los proyectos y necesidades de los municipios en relación con el medioambiente, la energía y los residuos, las tres grandes áreas de su departamento. “El reto de esta legislatura son los residuos por el cambio de ley”, ya que “los ayuntamientos nos tenemos que poner en marcha para concienciar a la ciudadanía de la necesidad de separar residuos, son muchos frentes, y los ayuntamientos tienen que ponerla en práctica”, asegura en una entrevista con InfoSOS.

Para gestionar los residuos la provincia está divida en seis consorcios, integrados por los municipios con la participación de la Diputación y la Generalitat. Cada consorcio gestiona la planta de tratamiento de residuos, quedando el transporte y la recogida a cargo de los ayuntamientos. “Desde la Institución Provincial hay una línea para sufragar el transporte de residuos sobre todo para los ayuntamientos pequeños y mancomunidades. Es uno de los contratos más importantes de los municipios”, asegura la responsable de Medio Ambiente. Como asignatura pendiente destaca la recogida de “las fracciones de orgánico que todavía no está totalmente implementado” o la “adaptación de tasas”.

La diputada provincial y también alcaldesa de Biar explica que desde Medio Ambiente se “ayuda a la prevención de incendios, a la gestión forestal, o a la salubridad. Por ejemplo, con los dípteros y plagas o con las colonias de felinos, que son un gran problema para los ayuntamientos”. “Solo este año se ha incrementado la dotación de la convocatoria de ayudas para dípteros y gatos un 17%”, dice, con unas partidas de 380.000 y 318.000 euros, respectivamente. Esta área también apoya al gasto corriente de Parques Naturales, al mantenimiento de senderos o a la conservación de árboles monumentales.

Por su parte, en la energía “se apuesta por el ahorro y la sostenibilidad” y desde “2010 hay planes de ayudas a municipios para el cambio de luminarias a LED”, “cambios de ventanas” o “calderas”, afirma. La Diputación “está en el Pacto de los Alcaldes –un compromiso por la eficiencia energética y renovables- para ayudar a los municipios a desarrollar planes de acción”, explica.

Entre las iniciativas desarrolladas destaca “los puntos de recarga para vehículos eléctricos” o más recientemente un “Plan de ahorro energético para elaborar estudios de comunidades energéticas sobre todo en las localidades más pequeñas”, asegura.  Las comunidades energéticas de autoconsumo generan energía en instalaciones fotovoltaicas que pueden estar en las cubiertas de edificios y puede ser suministrada a un radio de dos kilómetros y “muchos aprovechan y cambian las cubiertas”, apunta. Sólo en 2019 se habían acabado 31 obras, dice.

Estas acciones se suman al contrato marco de compra de energía que impulsó la Institución Provincial y al que se han adherido todos los ayuntamientos porque “ha supuesto poder negociar precios asequibles con grandes compañías”, dice la diputada.

En general, dice Martínez, “los municipios apuestan mucho por políticas más sostenibles y adaptarse al cambio climático”. “Hace cuatro o cinco años había más sensibilidad en municipios más pequeños, pero los ayuntamientos grandes también se están poniendo las pilas”.

Artículo de Kati Ferrero.

InfoSOS, por un mundo sostenible.