Manuel Argüelles: «El almacenamiento se presenta como un pilar fundamental de la transición energética»

El director general de Energía y Minas, Manuel Argüelles, ha asistido a la I Jornada de Almacenamiento Energético y Medioambiente, organizada en Madrid por la Asociación Empresarial de Pilas, Baterías y Almacenamiento Energético (Aepibal). 

La jornada ha contado con más de 120 asistentes, entre ellos directores generales de Energía de otras comunidades autónomas y representantes del Ministerio de Transición Ecológica. En este encuentro, expertos del sector público y privado han analizado las tecnologías de almacenamiento, su impacto ambiental y el marco legal actual.

A este respecto, el director ha hecho hincapié en la importancia que tiene el almacenamiento “en la integración de los proyectos de energías renovables y la estabilidad de la red eléctrica”. El almacenamiento energético se presenta, a su juicio, “como un pilar fundamental” de la transición energética y la descarbonización del sistema y “es un recurso clave para la implementación masiva de  las energías renovables”. 

Además, ha indicado que, la necesidad de almacenamiento “ha existido siempre pero ha aumentado sensiblemente con el desarrollo de las energías renovables y lo seguirá haciendo en los próximos años”. 

Según Argüelles, el almacenamiento “está llamado a jugar un papel fundamental” en el camino de la descarbonización de la economía pero es igualmente necesario que “el despliegue de almacenamiento se realice de forma ordenada y sostenible, compatibilizando su desarrollo con la preservación del medio ambiente”. 

El director general de Energía ha destacado que “la jornada ha puesto de relieve la necesidad de dotar este ámbito de un marco legal específico para facilitar la tramitación de proyectos y permita agilizar los procesos, evitando posibles problemas en la capacidad que el almacenamiento está generando”.

Las tecnologías de almacenamiento energético complementan las instalaciones de energías renovables para dotarlas de mayor flexibilidad permitiendo que la producción y el consumo coincidan y maximizando así el uso de la energía renovable.

En el caso de las energías solar y eólica, la producción depende de la radiación solar y de las condiciones meteorológicas. Además, no siempre coinciden con los tiempos de consumo y esto obliga a buscar soluciones de almacenamiento, como las baterías, que permiten utilizar a posteriori la energía procedente de fuentes renovables.

Por este motivo, ha concluido Argüelles, “es importante trabajar en un marco retributivo para almacenamiento que no compita con puntos de suministro, dote al sistema de robustez y distribuya la energía renovable durante las horas del día más demandadas».

InfoSOS, por un mundo sostenible.