Nicolás Olea: «Todos los plásticos en el medioambiente, fragmentados, son tóxicos»

 El catedrático de Medicina Nicolás Olea, que lleva tres décadas estudiando el efecto de las sustancias químicas en la salud, ha señalado en una entrevista con EFE, en relación con el vertido de pellets en las costas españolas, que «todos los plásticos en el medioambiente, fragmentados, son tóxicos» y que la información sobre determinados aditivos «es muy incompleta» porque la mayoría de ellos «no se ha estudiado».

Olea es catedrático del Departamento de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Granada y se muestra muy preocupado por las consecuencias negativas de los microplásticos en el medio marino.

Considera que el estudio encargado por la Xunta de Galicia al Centro Tecnológico de Investigación Multisectorial (Cetim) es «algo contradictorio» porque mientras señala que los pellets «no son una sustancia o mezcla peligrosa», recomienda «en caso de vertido accidental», para su manejo y almacenamiento, «no inhalar el polvo, evitar el contacto con piel y ojos y, por lo tanto, hacer uso de gafas de protección y guantes».

El experto apunta a que, según la ficha técnica proporcionada por la naviera, el 90 % de los sacos que se vertieron al mar contienen granza de polietileno, un polímero «muy sencillo» y que no es tóxico, pero que también incluye alrededor de un 10 % de aditivos.

En mayor medida, el conocido como tinuvin 622, un protector ultravioleta del que Olea asegura que falta «mucha información» porque «no se ha testado».

«La Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) dice que no está estudiado. No se han realizado reportes por parte de la entidad, están pendientes de realizarse», afirma.