Nueva multa al Estado francés por no hacer lo suficiente contra la contaminación del aire

El Consejo de Estado de Francia ha impuesto la pasada semana al Estado una nueva multa, por un total de 10 millones de euros, por incumplir la normativa europea sobre la contaminación atmosférica, como ya había sucedido en 2021 y 2022, cuando acumuló sanciones de 30 millones en ambos periodos.

No obstante, la máxima corte administrativa del país reconoció que ha habido progresos entre julio de 2022 y 2023 respecto a los otros periodos analizados, por lo que la multa se redujo respecto a los 20 millones de sanción del año pasado.

«No se sobrepasa el techo de contaminación de micropartículas en ninguna zona urbana», señaló la institución.

Sin embargo, los topes de dióxido de nitrógeno siguen «bastante elevados» tanto en París como en Lyon, mientras que en Toulouse y el área de Marsella están ahora dentro de los límites europeos.

El dinero se lo repartirán Amigos de la Tierra, que fue la primera organización que interpuso un procedimiento en 2017 ante la máxima instancia de recursos administrativos, y otras ONG comprometidas en la lucha contra la contaminación atmosférica.

El Estado francés tendrá que abonar esa multa mientras se sigan sobrepasando las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas finas (PM10) establecidas por la UE.