Nueve de cada diez alojamientos turísticos valencianos implantan medidas de ahorro hídrico

Nueve de cada diez alojamientos de los principales destinos turísticos de la Comunitat Valenciana han implantado medidas para el ahorro hídrico, según el Clúster de Empresas Innovadoras para el Turismo de la Comunitat Valenciana (Adestic).

El estudio, que muestra una clasificación de las herramientas que adoptan los establecimientos de Alicante, Valencia y Castellón para reducir el consumo de agua durante las pernoctaciones de los turistas, sitúa en primer lugar el control del uso de agua, según el 96 % de los alojamientos de las tres provincias consultados.

Le sigue el registro y medición de ésta con regularidad, que lo aplican el 90 %, disponer de inodoros eficientes (el 80 %), la realización de comprobaciones periódicas para garantizar el funcionamiento eficaz de los equipos de agua (el 79 %) y la instalación de cisternas inteligentes en los baños públicos (el 65 %).

El listado sobre las medidas implementadas lo completan el uso de cisternas inteligentes en las habitaciones (el 59 %), grifos en las zonas comunes con sensores de proximidad o temporizadores (el 44 %) y sistemas automáticos que controlan el momento, la frecuencia y el tiempo de riego (30 %).

En último lugar, se sitúa el cálculo de la huella hídrica, que lo realiza el 12 % de los establecimientos.

El director de la firma que ha realizado el estudio, Bioscore, Víctor Monzón, ha indicado que los alojamientos con sistemas de gestión hídrica eficiente generan un ahorro de agua entre un 30 y 40 %, y que la media de consumo puede reducirse hasta los 120 litros por día y persona, dependiendo de tipo de alojamiento, tamaño y temporada del año.

El presidente de Adestic, Santiago Sanus, ha destacado «la relevancia de las nuevas tecnologías a la hora de controlar el consumo de agua en los destinos turísticos».

«Es necesario seguir trabajando y apostar por la innovación para promover las prácticas de compromiso medioambiental y ofrecer a los viajeros la opción de elegir con criterios de sostenibilidad un establecimiento turístico -ha añadido-. La adopción de este tipo de medidas en el sector del alojamiento lleva años implantándose, pero en los últimos años se ha acelerado y ha venido para quedarse».

Este avance lo han atribuido a los nuevos perfiles y mercados emisores de turistas a la Comunitat Valenciana, principalmente procedentes de los países del centro y norte de Europa, donde los criterios de calidad ambiental prevalecen a la hora de elegir destino.

Además, han destacado que las plataformas de reservas incluyen, cada vez más, en los filtros de búsqueda que los alojamientos cuenten con certificados que acrediten que son estancias respetuosas con el medio ambiente.

En el caso de Hosbec, asociación empresarial perteneciente al clúster de Adestic, ya cuenta con un centenar de establecimientos hoteleros de la Comunitat Valenciana que están trabajando en la medición del impacto en los consumos de agua.

Desde Hosbec han asegurado que todas estas actuaciones se han llevado a cabo para la gestión y el uso eficiente del recurso hídrico en la actividad turística de alojamiento.

InfoSOS, por un mundo saludable.