Teresa Ribera: «España cerrará el año con una cuota récord de energías renovables del 51 %»

 España cerrará el año con una cuota récord del 50,8 % del «mix» nacional de electricidad, frente al 42,2 % de 2022, según adelantaron a EFE fuentes ministeriales.

Esa producción energética equivale a 135.000 gigavatios-hora (GWh) de generación verde frente a los 116.695 GWh del pasado ejercicio, marcando también un máximo histórico, agregaron las fuentes.

España se marcó el objetivo original de alcanzar una generación renovable del 74 % en 2030, hito que en la última actualización del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que incorpora nuevas leyes aprobadas a nivel comunitario, se eleva hasta el 81 % del consumo eléctrico al final de la década, lo que supondría un 48 % sobre el total de energía consumida.

«Seguimos progresando en cuota, tenemos que incorporar almacenamiento, tenemos que incorporar la eólica ‘off shore’ (marina), muchas cosas sobre las que todavía nos quedan retos pendientes. Pero la contribución a la transformación del sistema europeo es evidente y fundamental», declaró posteriormente en X (antes Twitter) la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El dato de electricidad verde, liderado por la energía eólica seguida de la fotovoltaica, se conoce coincidiendo con el último consejo de ministros europeos de Energía del año en Bruselas, donde se analizará, entre otros puntos, la proyección climática de los países de la UE en función de los planes nacionales integrados de energía y clima analizados por la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario concluye en su análisis -de los 21 países que han entregado sus planes a tiempo- que la Unión Europea sólo reduciría sus emisiones en 2030 en un 51 % respecto a 1990, y no «al menos un 55 %» como obliga la Ley de Clima de la UE.

«Europa debe hacerlo bien. No puede permitirse el lujo de no hacerlo bien. Tiene que hacerlo bien no solamente por los compromisos internacionales asumidos y reforzados en la COP de Dubái se lo debe a su industria, se lo debe a sus ciudadanos de mañana y pasado mañana», declaró a la prensa Ribera.

Según el análisis de la Comisión, España cumpliría holgadamente con su objetivo, ya que tiene asignada una reducción del 37,3 % de emisiones de CO2 en 2030 y, si aplica sus planes, Bruselas concluye que llegaría al 44,7 %.