Un 73 % de la Gran Barrera de Arrecifes sufre el impacto del blanqueo masivo de corales

Un 73 % de la Gran Barrera de Arrecifes, el mayor sistema coralino del mundo que se extiende a lo largo de 2.300 kilómetros frente a la costa nororiental de Australia, sufre por el blanqueo masivo de sus corales, el quinto desde 2016, por culpa de la crisis climática.

Así lo señaló la Autoridad del Parque Marino de la Gran Barrera de Arrecifes (Gbrmpa), en inglés) en su informe ‘Instantánea de Arrecife 2023-24’ publicado el martes, en el que apunta que «los efectos acumulados en el arrecife este verano han sido superiores a los de veranos anteriores».

La Gran Barrera -que con sus 344.400 kilómetros cuadrados ocupa una superficie poco menor que la de Alemania- también fue afectada en el último verano austral por dos ciclones y varias inundaciones, así como un brote de la plaga de corona de espinas, una estrella de mar que se come a los corales, según los estudios aéreos de más de 1.000 arrecifes del Parque.

Esta semana, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, en inglés) anunció que se ha producido un cuarto episodio mundial de blanqueamiento después de registrarse en los últimos meses este fenómeno en los sistemas coralinos de 53 naciones, entre ellas la Gran Barrera australiana.

«El cambio climático es la mayor amenaza para la Gran Barrera de Coral y los arrecifes de coral de todo el mundo», subrayó  Roger Beeden, jefe científico de la Gbrmpa, en el comunicado de su organismo, que elaboró este informe con diversas instituciones gubernamentales australianas.

Patrimonio de la Humanidad

Este ecosistema, reconocido como Patrimonio de la Humanidad desde 1981, ha sufrido blanqueos masivos de corales en 1998, 2002, 2016, 2017, 2020, 2022 y 2024, por el calentamiento de las aguas marinas a raíz de la crisis climática.

«Tras cinco episodios de blanqueamiento masivo en ocho años, la Gran Barrera de Coral se ha convertido en uno de los sistemas de arrecifes más blanqueados del mundo», declaró Richard Leck, responsable de Océanos de la filial australiana del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, siglas en inglés).

«El Caribe ha perdido el 80% de su cubierta coralina. ¿Es ese el futuro que queremos para nuestro tesoro nacional?», cuestionó Leck en un comunicado publicado hoy por WWF-Australia, al instar al Gobierno australiano que reduzca las emisiones contaminantes a por lo menos el 90 % por debajo de los niveles de 2005 para 2035, entre otras medidas.

El aumento de las temperaturas de las aguas provoca que los corales expulsen a las algas microscópicas llamadas zooxanthallae, con las que mantienen una relación simbiótica y que les satisfacen el 90 % de sus necesidades energéticas, provocando así una decoloración que les pueden llevar a la muerte.

La Gran Barrera, que estuvo a punto de ser incluida en varias oportunidades en la lista negra de Patrimonio en peligro por su deterioro, es hogar de 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos.

InfoSOS, por un mundo sostenible.