Valencia Capital Verde quiere ser el faro de Europa para luchar contra el cambio climático

Valencia Capitalidad Verde 2024 inaugura su andadura con el objetivo de convertirse en «el faro que iluminará a todas las ciudades europeas para convertirse en más sostenibles, más humanas y preparadas para combatir los efectos nocivos del cambio climático».

Así lo ha manifestado la alcaldesa, María José Catalá, en su discurso de inauguración de la Capitalidad en el Palau de la Música, en el que ha pedido la colaboración de todas las administraciones, ha valorado la colaboración público-privada y ha destacado que València es la primera ciudad del Mediterráneo en lograr la Capitalidad -la primera española fue Vitoria-.

Ha anunciado que la Capitalidad conllevará 400 acciones por todos los barrios con el reto de la innovación y la sostenibilidad y ha resumido en tres los objetivos: que la Albufera será declarada Reserva de la Biosfera de la Unesco, que el Gobierno declare la Capitalidad acontecimiento excepcional de interés público para beneficiar a la iniciativa privada, y pasar de 7 a 10 metros de zona verde por ciudadano en Valencia.

Ha destacado que el reto de lograr la declaración de reserva de la Biosfera de la Albufera lo inician junto a la Generalitat Valenciana y confía en que el Gobierno también esté a su lado para este reconocimiento que «blindaría la cantidad y calidad del agua que necesita este tesoro natural».

Catalá ha resaltado que, para que la colaboración público-privada dé un salto cualitativo, necesitan que el Gobierno declare como acontecimiento excepcional de interés público la Capitalidad Verde, lo que supondría un incentivo fiscal para las empresas y ha recordado que a Vitoria se lo reconocieron.

Las dos jornadas inaugurales de la Capitalidad Verde incluyen la participación de las Ciudades Misión, red comprometida con la innovación medioambiental, el incremento de las zonas verdes, la reducción de emisiones en un 80 % hasta 2030 y el objetivo de neutralidad climática.

Además representantes de las anteriores Capitales Verdes Europeas, alcaldes del área metropolitana y expertos internacionales debaten sobre la búsqueda de soluciones innovadoras para crear ciudades y entornos urbanos más sostenibles.

El faro verde de Europa

Según Catalá, comienza un «apasionante año donde Valencia será el faro de políticas verdes de Europa. Un faro que iluminará a todas las ciudades para convertirse en ciudades más sostenibles, más humanas y preparadas para combatir los efectos nocivos del cambio climático».

«Queremos que la experiencia de Valencia, no solo mejore nuestra ciudad sino que ayude a mejorar el resto de Europa y del mundo», ha añadido Catalá, quien pretende contar con «las aportaciones de los mejores expertos, las actualizaciones científicas más relevantes y el concurso de un impulso político guiado por el sentido común, sin polarizaciones ni radicalidades».

Valencia, ha destacado la alcaldesa, tiene como columna vertebral el parque lineal más largo de Europa, «con 10 kilómetros de naturaleza, deporte y cultura en el antiguo cauce del río Turia», que en esta legislatura pretende llevar hasta la fachada marítima.

La ciudad también pretende promocionar la alimentación sostenible, los productos de kilómetro cero y posicionarse como destino de turismo sostenible.

Los retos verdes

En la sesión inaugural, el divulgador medioambiental Miguel Aguado se ha preguntado qué es una ciudad verde y ha concluido que lo es «la que se comporta como una persona y está configurada por ellas, que quiere respirar limpio, se mueve de forma eficiente, intenta ser lo mejor a la hora de consumir recursos y energía».

La directora general de KMZERO Hub, Beatriz Jacoste, ha hablado sobre alimentación sostenible y ha defendido que para conseguirla hay que «buscar métodos de producción con menos emisiones y reducir el desperdicio alimentario». Ha añadido que los métodos de producción y de consumo de alimentos están enfermando al planeta y a las personas y hay que cambiarlo a través de la alimentación, la educación y la tecnología.

El director de la plataforma Cities, Julio Lumbreras, ha defendido que Valencia y España están siendo líderes en el proceso de transformación urbana y ha asegurado que «estamos a tiempo» de conseguir el reto de la neutralidad climática.

La oposición y Bruselas

La portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Papi Robles, se ha felicitado por «el modelo de ciudad» y ha asegurado que hoy es el «tren de salida del reto de continuar  construyendo una ciudad amable, renaturalizada y da respuesta a las necesidades contra el cambio climático.

Ha recordado que el impulso se inició con el gobierno anterior de Joan Ribó y ha reivindicado que la Capitalidad «no es de un gobierno sino de toda la ciudad» y ha reprochado a Catalá que «no deja participar a la oposición y a la sociedad» en las iniciativas.

La portavoz municipal socialista, Sandra Gómez, ha lamentado que la Capitalidad Verde «coincide con el regreso de los coches y la contaminación» a la ciudad y ha recordado a la alcaldesa que los proyectos que está «revirtiendo no son ocurrencias sino la palanca que ha convertido a Valencia en un referente».

El comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius, afirmó este jueves que Valencia «se ha ganado» por sus políticas el título de Capital Verde Europea para 2024, gracias a su «ambiciosa estrategia de sostenibilidad y ha aprendido de las lecciones del pasado».