Alma Gomis (Acteco) “Por primera vez se reciclan más residuos plásticos de los que se depositan en vertederos”

La industria cada día adquiere más conciencia de la escasez de recursos y materias primas y ya busca en la economía circular abastecerse de materia prima reciclada. Es el caso de los plásticos no fósiles, y la alicantina Acteco fue pionera en el reciclado y valorización de este producto para extender al máximo su vida útil. Se encarga, entre otros, del reciclaje de las perchas de Inditex. Hemos hablado con su directora de Marketing, Alma Gomis.

El impulso de la economía circular es bastante esperanzador en cuanto al cambio de modelo económico que se promueve desde todas las instancias para reducir el impacto ambiental, según los datos que aporta Alma Gomis: “El 26,9 % de los residuos plásticos europeos se recicla en la actualidad, lo que significa que, por primera vez, se reciclan más residuos plásticos de los que se depositan en vertedero; un hito importante en el camino hacia la circularidad de los plásticos”. Son cifras extraídas del último informe bienal ‘The Circular Economy for Plastics’ que acaba de publicar Plastics Europe, la asociación paneuropea de los fabricantes de plásticos.

En el caso de España, añade Gomis, “los principales resultados del informe muestran unos avances positivos que nos posicionan entre los líderes europeos en materia de circularidad. El dato positivo es que la proporción de plásticos circulares en la producción total alcanzó un 21,7 %, por encima de la media europea (19,7 %), situándonos entre los países líderes en producción de plásticos no-fósiles”. Su empresa, Acteco, es una de las responsables de este logro.

Con una trayectoria que se inició en 1996 reciclando el plástico de las perchas, Acteco es hoy un referente nacional de la economía circular y cuenta ya con un total de ocho plantas localizadas en Ibi -donde tiene la sede-, Náquera, Sax, Arteixo (La Coruña), Almansa, Algeciras, Zaragoza y San Martín de la Vega (Madrid); así como presencia logística en Barcelona. Pero no solo ha crecido en tamaño, también ha sumado nuevas líneas de negocio como la reutilización, la gestión de residuos peligrosos y no peligrosos y la consultoría ambiental.

En relación al plástico, Acteco recicla más de 18.000 toneladas al año “siempre buscando el menor impacto ambiental y la mayor garantía de vertido cero”. Se trata en su mayoría de plástico post-industrial, más concretamente ABS, Polipropileno, Polietileno y Poliestireno; este último representando casi el 75 % de la procedencia que posteriormente se recicla.

El tratamiento para darle una nueva vida es laborioso. Una vez en la planta, el proceso se inicia con el triaje y una descontaminación mecánica que separa automáticamente aquellos materiales que puedan interferir en la calidad del proceso, como etiquetas o restos metálicos. Después se tritura hasta conseguir una granulometría homogénea y un posterior lavado en bañeras industriales separa el papel y otras impurezas. Una vez limpio, se mezcla en grandes silos para lograr un material homogéneo listo ya para la extrusión, que, mediante el calor y la fricción funde los polímeros creando una masa uniforme. Finalmente, esta masa es pasada por cuchillas para obtener la granza, esas pequeñas bolitas a modo de perlas que, una vez certificadas, ya pueden ser vendidas para uso industrial que las transformará en un nuevo producto.

Pero, ¿todo el plástico puede ser reciclado para darle un nuevo uso? Gomis señala que la apuesta de la empresa es “buscar la valorización de todos los plásticos, innovando en soluciones de reciclado de la fracción mixta. Además, en Acteco aprovechamos el mayor rendimiento de materiales residuales no peligrosos que ya no se pueden reciclar a través de CDR (combustible derivado de residuos). La composición aproximada de estos materiales se divide entre Papel y Cartón y Plásticos en su mayoría (65%), además de añadirle residuos textiles y residuos procedentes de la madera. Su alto poder calorífico permite su envío a cementeras que lo utilizan como combustible. De este modo, los residuos se aprovechan para su valorización energética”.

Pero su actividad no se detiene ahí y Acteco trabaja también la gestión y preparación para el tratamiento de otros residuos, como el del aceite usado doméstico o el del papel y cartón. Así, por ejemplo, es responsable de la gestión del papel y cartón que los ciudadanos depositamos en los contenedores azules de Valencia. Su contenido se trata en la planta de Náquera, “donde se clasifican, según los tipos de papel, y se prensan en balas que luego se transportan a una fábrica de papel. Allí se transforman en nuevas bobinas para salir nuevamente al mercado”. Solo en 2023, Acteco gestionó 22.000 toneladas de papel y cartón recogidas en todo el municipio de Valencia.

InfoSOS, por un mundo sostenible.