Álvaro Sánchez (AEC): “Futurmoda Green Planet permite visualizar el trabajo de innovación de esta industria”

“Restos de café, madera, coco, plástico procedente de botellas o tejidos naturales” son algunos de los materiales que la industria auxiliar del calzado ha traído a Futurmoda Green Planet en forma de “tejidos, pieles, plantillas, suelas, todo reciclado o fabricado con productos naturales”, explica Álvaro Sánchez, director general de la Asociación Española de Empresas de Componentes del Calzado (AEC).

Este espacio “verde” de 600 metros cuadrados fue recuperado en 2017 por AEC dentro de la feria Futurmoda porque permite “visualizar el trabajo de innovación de esta industria”, asegura Sánchez en conversación con InfoSOS.

La tendencia hacia la sostenibilidad ha conseguido que “80 expositores que representan a 114 firmas – el 35% de los expositores del certamen- participen en espacio con pequeñas muestras de materiales e iniciativas sostenibles” para que “se pongan en valor”, añade el directivo.

Futurmoda es el gran evento profesional de las empresas de componentes del calzado que se celebra en la Institución Ferial Alicantina. Reúne a los subsectores de la industria del calzado, marroquinería y moda como son los fabricantes de curtidos y pieles, suelas, plantillas o adornos. Esta edición número 51 cuenta con la participación de 230 expositores, que representan a 236 firmas, de los que un 70% son de procedencia nacional.

Dentro de esta feria, AEC creó un espacio sostenible en 2010 por la necesidad de abordar proyectos innovadores y “motivar sobre la necesidad de cumplir las normativas ambientales y las certificaciones europeas de producto, en concreto de la normativa Reach”, centrada en la protección de la salud humana y el medio ambiente, frente a los riesgos derivados de las sustancias y mezclas químicas.

En esa primera edición, “la mayoría de los productos eran textiles naturales como yute o cáñamo, pero también pieles procedentes del salmón, pieles naturales libres de cromo, e incluso expusieron empresas que tenían colas al agua o empresas de la industria química que producían colorantes libres de metales”, recuerda el director general de AEC.

“2010 fue muy humilde con unas 10 empresas expositoras” y aunque “fue sonado por el tipo de productos, el sector no estaba maduro porque no existía esa demanda y en 2011 se retiró de la feria”. En 2015, cuando el consumidor empezó a demandar este producto natural, AEC se replanteó el proyecto para relanzarlo dos o tres años después.

La iniciativa es clave ante los cambios legislativos que se avecinan desde Europa. Sánchez menciona, en concreto, el pasaporte digital que entrará en vigor en 2030 y que afectará al origen del material, cómo se ha fabricado o transformado, cómo ha llegado el componente a la cadena de producción, cómo llega el producto al consumidor, el uso o ciclo de vida del producto e incluso cómo se reutiliza o recicla para que se vuelva a incorporar a la cadena de valor.

Por este motivo la industria auxiliar del calzado ya está pensando en cómo sensibilizar a las empresas antes de esa fecha, y mira de reojo al sector del automóvil que va por delante con la gestión de baterías, porque su directiva entra en vigor en 2027.

Artículo de Kati Ferrero.

InfoSOS, por un mundo sostenible.