Amaia Rodríguez: “Con los Gasol queremos llevar los asientos de plástico reciclado de Gravity Wave al baloncesto”

Esta startup, que acaba de sumar a los hermanos Pau y Marc Gasol como inversores, se marca como objetivo del 2024 “llevar el proyecto de asientos hechos 100% con redes de pesca recicladas al mundo del baloncesto” y “poder revalorizar casi todos los residuos que recojamos”, asegura en una entrevista con InfoSOS su cofundadora y CEO, Amaia Rodríguez. La intención es empezar por “los estadios de España y luego dar el salto internacional, sobre todo a Estados Unidos”, añade.

Gravity Wave prevé `pescar´ este año 400.000 toneladas de plástico en el mar, a través de su colaboración con 7.000 pescadores de España, Egipto, Italia y Grecia. Desde su fundación en Calpe (Alicante), en 2019, ha retirado del mar 500 toneladas.

Su red de alianzas le permite transformar ese plástico en paneles para fabricar el mobiliario que ellos diseñan, que diseñan estudios de arquitectura o que proponen hoteles.

En paralelo, financia la recogida del plástico con los acuerdos alcanzados con un centenar de empresas a las que ofrece “un proyecto completo de sostenibilidad para que lo pongan en el centro de las organizaciones”. Por ejemplo, “Mini Iberia que sufraga la limpieza de un kilo de plástico por cada coche vendido”, explica.

La empresa surgió “por una preocupación personal”. “Viví en China durante más de tres años y al visitar países del sudeste asiático, me di cuenta del problemón de contaminación de plástico masiva que había en los océanos y que nadie estaba haciendo nada por resolverlo”, dice.

La casualidad se cruzó en su camino en un bar de Madrid cuando su hermano Julen conoció a un emprendedor griego que había creado una escuela de pesca sostenible para pescadores tradicionales. Le dijo que traían “un montón de plástico en sus redes”, relata Amaia, y “decidimos hacer algo para transformar ese plástico en productos”.

Como hitos Amaia Rodríguez destaca tres: “Construir un modelo de negocio social a través de la limpieza de plástico de los océanos, conseguir reciclar redes de pesca a escala industrial y que gente tan potente como los hermanos Gasol hayan apostado por Gravity Wave”.

¿La clave del éxito? “Era el momento. Si hubiéramos llegado hace 10 años no nos hubiera hecho caso ni Peter”, dice. También haberse rodeado de inversores de experiencia y crear un proyecto “atractivo, distinto, con valor y que llegó el primero al mercado”.

Artículo de Kati Ferrero

InfoSOS, por un mundo sostenible.