Ángel Rodríguez: “La cuestión no es si reciclo más sino qué decisiones tomo como consumidor y como persona”

Ángel Rodríguez es el responsable de la planta de tratamiento de residuos de Guadasuar en Valencia y gerente del Consorci Ribera i Valldigna, la entidad de gestión de residuos que abarca 51 municipios de la Ribera Alta, la Ribera Baixa i la Valldigna pero también es una persona que no deja de hacerse preguntas y apelar a la responsabilidad que tenemos con los residuos y la huella ecológica que generamos. “El foco ya no está en reciclar, reciclar forma parte del mensaje que hemos recibido en los últimos 25 años” afirma contundente Ángel Rodríguez cuando abordamos el pasado, el presente y el futuro del reciclaje pero también los residuos que generamos en la Comunidad Valenciana.

“El 40 por ciento aproximadamente de la basura que generamos son bioresiduos. En estos momentos en la Comunidad Valenciana no se están recogiendo bien, se están empezando a recoger pero depende mucho de los ritmos de cada ayuntamiento” señala el responsable de la planta de residuos de Guadasuar para quien “mientras siga el anonimato en la generación de residuos es como tener un grifo sin contador, depende todo de la moralidad de cada persona…La cuestión no es si reciclo más sino qué decisiones tomo como consumidor y como persona ”, añade Rodríguez que defiende la responsabilidad que debería tener toda la ciudadanía con los residuos que genera.

“¿Necesitamos beber agua embotellada? Y no digo que se prohíba el agua embotellada pero que la fiscalidad sea acorde con la huella” reflexiona el gerente del Consorci Ribera i Valldigna. “El IVA del agua embotellada tendría que ser el 30 por ciento y que la gente busque comprar cosas duraderas, reparables … disminuir la huella. No voy a demonizar pero no nos engañemos, si tú quieres beber agua de los Alpes, bebe agua de los Alpes pero paga el impacto ambiental que tiene” señala Ángel Rodríguez convencido de que el mayor cambio que podemos hacer tiene que ver con nuestros hábitos de consumo.

“Hacen falta sistemas de control, vamos a una recogida selectiva de calidad” precisa Ángel Rodríguez, un escenario que contrasta con el actual. “El 18 por ciento de los residuos que llegan del área urbana son textiles, en el interior de Valencia, en La Ribera, es de un siete o un nueve por ciento pero cuanto más urbano, más consumidor y generador de residuo textil, de un multicompuesto inclasificable e irrecuperable ni física ni químicamente y además un 90 por ciento está mezclado con la basura” reflexiona Ángel para quien los residuos deberían llegar a las plantas mucho más seleccionados para que fuesen más fácilmente recuperables.

“La cantidad de envases ligeros que van al contenedor amarillo se ha multiplicado por dos en los 10 últimos años y la cantidad de ropa en la basura se ha multiplicado por cuatro en el mismo periodo” añade Rodríguez que insiste en la reflexión de la responsabilidad en la huella que generamos. “El dilema no es … yo soy un pecador, no, tú quieres la cosa fácil, paga lo que cuesta y ya está y yo me encargo de separarlo después, no te preocupes pero paga lo que cuesta” afirma. “Tenemos que ser adultos, asumir nuestra responsabilidad, no podemos estar quejándonos de los gobiernos y las empresas, nosotros somos los que estamos votando a los gobiernos y comprando a las empresas” concluye Ángel Rodríguez.

InfoSOS, por un mundo sostenible.