Argüelles destaca la importancia del almacenamiento «para aumentar el autoconsumo a niveles cercanos al 90%»

El director general de Energía y Minas, Manuel Argüelles, ha participado en la IV Cumbre de Autoconsumo, organizada en Madrid por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), donde ha puesto de manifiesto la importancia del almacenamiento para aumentar el autoconsumo a niveles cercanos al 90 %, lo que permitirá «aumentar las instalaciones existentes, alimentar puntos de recarga de vehículos y verter a la red eléctrica, dando un servicio de generación distribuida”.

En su intervención, ha explicado que actualmente el autoconsumo de la electricidad generada mediante paneles fotovoltaicos se sitúa en torno al 30 % y el resto es vertida a la red, por lo que “la gran revolución es el almacenamiento que permita que el autoconsumo de la electricidad generada pase a niveles cercanos al 80 o 90 % de autoconsumo”. 

A este respecto el director general ha hecho hincapié en el almacenamiento “como pieza fundamental en la integración de los proyectos de energías renovables y la estabilidad de la red eléctrica”. El almacenamiento energético se presenta a su juicio “como un pilar fundamental” de la transición energética y la descarbonización del sistema y “es un recurso clave para implementación masiva de las energías renovables”. 

En la cumbre, que reunió a más de 300 asistentes, se ha abogado por impulsar la incentivación fiscal del autoconsumo, a través del IVA reducido, la bonificación del IBI y otras por la simplificación que representan y porque se aplican de forma inmediata.

Según Argüelles, el autoconsumo “además de proteger la competitividad de nuestro tejido empresarial de factores externos, como la guerra en Ucrania, Israel o Argelia, libera espacio en las redes que pueden servir para ayudar en el proceso de electrificación, esencial en el camino hacia la descarbonización».

Impulso de las comunidades de Energía 

Por otra parte, el titular de Energía ha incidido en la necesidad de impulsar el autoconsumo compartido, a través de las comunidades de energía “para facilitar a toda la ciudadanía el acceso a la energía solar, puesto que a través de este tipo de comunidades se pueden organizar para “producir, autoconsumir, gestionar y almacenar su propia energía, generando beneficios energéticos, medioambientales, económicos y sociales a sus miembros o a las localidades donde se lleve a cabo su actividad”.

A su juicio, las comunidades de energía y el autoconsumo, tanto individual como colectivo, “implican cambios profundos en el modelo energético” y su desarrollo en las empresas “repercute directamente en la mejora de su competitividad y, en el caso de los hogares, ayuda al ahorro en la factura de energía”.

Hay que destacar que Ivace+i Energía, dependiente de la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo apoya hasta el 45 % el coste de los proyectos de las instalaciones de autoconsumo de energía eléctrica, a partir de energías renovables o energías residuales, en régimen de comunidades de energías renovables, con un máximo de 200.000 euros por proyecto.

InfoSOS, por un mundo sostenible.