AVIA busca procesos para reutilizar las baterías de vehículos eléctricos en otros usos y reducir residuos

 El clúster valenciano de automoción AVIA lidera un proyecto junto a las empresas Nutai y Omnielectric para buscar un proceso automatizado que proporcione una segunda vida útil a las baterías de los vehículos eléctricos en otros usos y reducir de esta manera los residuos.

El proyecto «Carebat» definirá las características del sistema con el objetivo de la investigación industrial en caracterización avanzada y desensamblado robotizado de baterías de vehículo eléctrico para una gestión circular digitalizada, y está financiado por el Ministerio de Industria y Turismo.

La finalidad de este trabajo es el desarrollo de un proceso avanzado que caracterice y seleccione cada batería, que permita su desamblaje y que pueda valorarse la posibilidad de un segundo uso de cada elemento.

El objetivo es el diseño de una cadena industrial automatizada y digitalizada que a su vez defina las necesidades del proceso de caracterización de las baterías para dotarlas de una segunda vida útil, según informan desde AVIA.

También persigue la incorporación de tecnologías de tratamiento y análisis de datos y de trazabilidad digital, así como la consolidación y el refuerzo de la cadena de valor del vehículo eléctrico en la Comunitat Valenciana.

Todo ello para que las baterías de vehículos eléctricos, una vez finalizada su vida útil en los automóviles, puedan ser reutilizadas en otros dispositivos o con otros usos energéticos de modo que se minimice el envío de los residuos de las baterías a centros de tratamientos.

Durante el periodo de desarrollo del proyecto, que culminará en abril de 2024, se analizarán los aspectos legales del proceso y la condición de los residuos de las baterías.

También está prevista la investigación de mercado sobre los fabricantes de baterías y las especificaciones técnicas de los productos que se desechen.

Según la directora de AVIA, Jackie Sánchez-Molero, el proyecto responde a los criterios marcados desde la Comisión Europea en la transición hacia una economía sostenible.

Desde el punto de vista de la industria, incluye a varios eslabones de la cadena de valor del sector de la movilidad como son las empresas de reciclado de baterías, otras empresas de vehículos, y el sector del tratamiento de datos y digitalización.