Ayudas para la sustitución de ventanas y la mejora de la eficiencia energética de las viviendas

La directora general de Vivienda, Ana Caballer, ha presentado un encuentro dirigido a instaladores, para difundir e impulsar las ayudas a la modificación o sustitución de elementos constructivos de la envolvente térmica de los edificios, principalmente ventanas, financiadas por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, a través de los fondos Next Generation EU.

El objetivo de estas ayudas es financiar obras o actuaciones en los edificios en las que se obtenga una mejora acreditada de la eficiencia energética, con especial atención a la envolvente edificatoria en viviendas, ya sean unifamiliares o en edificios plurifamiliares.

Durante el encuentro se ha explicado con detalle el proceso de tramitación de estas ayudas y la documentación necesaria a aportar. Esta información ha estado a cargo de Neus Cerdá, del Servicio de Arquitectura y Calidad en la Edificación, y Elvira Pedrola, de la Oficina Técnica de Fondos Europeos de Llíria.

En esta convocatoria resulta fundamental la presencia del agente de la rehabilitación, papel que asumen los instaladores de ventanas, para facilitar la tramitación de las ayudas y la ejecución de las obras. Cabe destacar que el agente de la rehabilitación tiene un perfil empresarial con capacidad económica y técnica suficiente para la ejecución de obras.

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda destina 6.000.000 euros a estas ayudas para mejorar la envolvente térmica de los edificios. Por el momento ya se ha cubierto algo más de la mitad del presupuesto, por lo que para nuevas solicitudes queda disponible más de dos millones de euros.

Estas ayudas, cuyo plazo de presentación de solicitudes finaliza el 28 de diciembre, forman parte del paquete de subvenciones para la reforma y rehabilitación de los Next Generation que en esta convocatoria cuentan con 62.363.567 euros.

Asimismo, las ayudas para el cambio de carpinterías exteriores supondrán el 40 % del coste de la actuación, que ha de ser igual o superior a 1.000 euros por vivienda, con un límite de 3.000 euros.

Podrán beneficiarse de estas subvenciones las personas propietarias, usufructuarias o arrendatarias de viviendas, bien sean personas físicas o personalidad jurídica de naturaleza privada o pública; y las administraciones públicas y los organismos y demás entidades de derecho público, así como las empresas públicas y sociedades mercantiles propietarias de los inmuebles.