Mazón pide al Gobierno que actúe y evite que «el desierto entre a Europa por la Comunitat Valenciana»

El president de la Generalitat, Carlos Mazón, ha instado al Gobierno central a dar «un paso adelante» y «asumir su compromiso» en las inversiones hídricas necesarias, que se cifran en unos 2.264 millones de euros, para evitar que «el desierto entre en Europa por la Comunitat Valenciana».

Mazón ha asegurado que la Generalitat «asumirá su compromiso» en su parte de estas inversiones, que se estima en 914 millones de euros, y ha reclamado el establecimiento de un «calendario serio» y un compromiso «de rigor» para su ejecución.

El president ha hecho estas manifestaciones tras reunirse en el Palau de la Generalitat con los presidentes de la patronal autonómica CEV, Salvador Navarro, AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, Asaja Alicante, José Vicente Andreu, y otros representantes de estas entidades, para la presentación del informe «Infraestructuras hídricas prioritarias de la Comunitat Valenciana», elaborado por la Comisión de Aguas de la CEV.

El informe contempla, como necesaria, una inversión de 2.264 millones de euros en 235 actuaciones hídricas en la Comunitat Valenciana, de los que 1.186 millones corresponderían al Estado y 914 a la Generalitat.

Además, 1.494 millones de euros serían en actuaciones en la Confederación Hidrográfico del Júcar (CHJ) y 769 millones en la del Segura (CHS).

Las obras de regadío, principales inversiones

La mayoría de actuaciones, un total de 106, correspondería a obras de regadío, con un coste de 1.171 millones, según el informe de la CEV.

Prioriza también las dedicadas a abastecimiento urbano (317), saneamiento y depuración (288), reutilización (263), desalinización (103), seguidas de regulación (48 millones), abastecimiento (29 millones), otras infraestructuras (24) y defensa contra avenidas (20).

«La lucha para el agua que necesitamos viene desde muchos puntos de vista, desde el trasvase, de los acuíferos, el clima, nuestra depuración y la reutilización», entre otros, ha reivindicado Mazón.

A su juicio, solo entre la provincia de Alicante y la Región de Murcia «se está reutilizando el 15 % de todo el agua que se reutiliza en toda Europa», por lo que ha considerado que la Comunitat Valenciana «es un ejemplo de responsabilidad y de respeto», y por ello está acreditada para demandar todas las inversiones que merece y necesita.

Ha reivindicado que este mapa de inversiones hídricas es «necesario» ante la situación «agónica» del trasvase Tajo-Segura o el «sobredimensionamiento del agua desalada».

El president ha asumido el compromiso de que la Generalitat presentará un calendario de las inversiones que le corresponden y ha destacado el «frente único del agua» entre todas los sectores implicados en los recursos hídricos, desde «el rigor» y basándose en argumentos «técnicos».

Mesa autonómica del Agua

Mazón se ha referido también a la Mesa autonómica del Agua de la Comunitat Valenciana, y al respecto ha instado a los grupos políticos de la oposición a que «lo antes posible» trasladen si están de acuerdo en tener representantes en ese órgano, que según ha defendido tiene que «unir a todos».

Por su parte, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, ha destacado que la Comunitat Valenciana «está unida por un problema y una solución» que hay que dar al «déficit crónico de agua».

«Somos un ejemplo para otras comunidades de lo que debemos hacer respecto a un problema tan importante como el agua», ha añadido, y ha defendido la necesidad de inversiones hídricas para trabajar en la defensa de unos intereses comunes.

El presidente de la Comisión del Agua de la CEV, Jordi Azorín, ha defendido que este informe establece por primera vez «un documento único que mide las necesidades en materia hídrica» en la Comunitat.

El objetivo es establecer a partir de ahora también un calendario único de las obras para poder hacer un seguimiento en las diferentes administraciones competentes.