¿Cómo podemos ahorrar energía para combatir el cambio climático desde casa?

Hay muchas maneras de ahorrar energía en casa. Algunas de ellas son:

  1. Ajustar la temperatura del agua caliente: Limitar la temperatura del calentador de agua a 55 grados Celsius (131 grados Fahrenheit) puede ahorrar hasta un 30% de energía.
  2. Cambiar las bombillas al LED: Las bombillas LED consumen un 75% menos de energía que las incandescentes y pueden durar hasta 25 veces más.
  3. Usar electrodomésticos energéticamente eficientes: Cuando sea necesario reemplazar un electrodoméstico, elige modelos con certificación energéticamente eficiente.
  4. Regular la temperatura del aire acondicionado: Limitar la temperatura en verano a 25 grados Celsius (77 grados Fahrenheit) y en invierno a 20 grados Celsius (68 grados Fahrenheit) puede ahorrar energía y mantener la comodidad.
  5. Desconectar dispositivos innecesarios: Al apagar las salidas de corriente de los dispositivos que no están en uso, también se puede ahorrar energía.
  6. Usar traviesas solares en las ventanas: Las traviesas solares ayudan a mantener el calor fuera en verano y el calor dentro en invierno, lo que reduce la necesidad de aire acondicionado y calefacción.
  7. Cambiar los filtros del horno: Un horno con un filtro limpio consume 3% menos de energía que uno con un filtro sucio.
  8. Usar cocinas de acero inoxidable: Las cocinas de acero inoxidable reflejan el calor, lo que reduce la cantidad de energía necesaria para cocinar.
  9. Limpiar los motores del horno: Un motor limpio funciona más eficientemente y consume menos energía.
  10. Usar toallas de cocina reutilizables: Las toallas reutilizables no requieren lavado y secado, lo que ahorra energía y agua.

Recuerda que todos estos cambios requieren un poco de tiempo para adaptarse, pero al hacerlos regularmente, podrás ahorrar energía y reducir tus costos de facturación de energía y tus impactos ambientales.

InfoSOS, por un mundo sostenible.