Crean productos para envasar alimentos y cosméticos a partir de subproductos del mar

Un proyecto europeo, en el que participa Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, Paterna (Valencia) desarrollará un recubrimiento barrera para el envasado de alimentos, a partir de gelatina de pescado, y de cosméticos, a partir de redes de pesca.

En el proyecto EcoeFISHent está formado por un consorcio de 34 socios procedentes de siete países, coordinado por FILSE, el organismo de financiación para el desarrollo económico de la región de Liguria, y financiado por el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea, según ha informado Aimplas en un comunicado.

El recubrimiento estará hecho de biopolímeros barrera a gases para envasar alimentos sensibles a la oxidación (como la carne, el pescado o el queso) con el objetivo de sustituir los polímeros barrera de carácter fósil que se han empleado tradicionalmente, manteniendo la funcionalidad, sostenibilidad y utilidad deseadas.

 Además, el proceso se escalará a nivel industrial para la producción de envases compostables para el envasado de productos de pescado, según han indicado las mismas fuentes.

Por otra parte, EcoeFISHent aportará una solución circular económica y medioambientalmente viable para el reciclado de redes de pesca procedentes de la industria pesquera y de la acuicultura.

Así, Aimplas usará el polietileno recuperado de las redes de pesca para producir envases cosméticos mediante extrusión y posterior moldeo por inyección y laminado.

Impulsar la economía circular del sector pesquero

Se estima que en 2026 las tasas de pesca alcanzarán los 194 millones de toneladas en todo el mundo y que casi 20 millones de toneladas de materia prima se emplean para la producción de harina y aceite de pescado.

 Además, uno de los factores que impulsará la economía circular del sector pesquero será el tratamiento de bajo coste de flujos secundarios de residuos de pescado para la extracción de compuestos bioactivos para aplicaciones de alto valor.

El proyecto europeo aplicará soluciones sistémicas a través de cadenas de valor circulares multinivel para la valorización ecoeficiente de la pesca y los flujos pesqueros secundarios.

La unidad piloto de preprocesado EcoeFISHent permitirá transformar los subproductos de pescado en productos de alto valor añadido, como suplementos alimenticios, cosméticos o biopolímeros.

El proyecto ha puesto en marcha seis cadenas de valor circulares multinivel y sinérgicas que interconectan las economías azul y verde para conciliar las actividades industriales y económicas humanas con los ecosistemas marinos y las zonas marinas protegidas.

Gracias al apoyo de centros de investigación internacionales y al uso de tecnologías y procesos innovadores, se conseguirá producir artículos sostenibles para los sectores de la cosmética, la nutracéutica y el envase.

Además, EcoeFISHent pondrá en marcha un programa para la protección de los ambientes marinos a través de la recogida, recuperación y reciclado de redes de pesca abandonadas y a la puesta en marcha de un programa de pesca sostenible.