El avetoro común, el bigotudo y la espátula común, candidatas a Ave del Año 2024

 El avetoro común, el bigotudo y la espátula común, incluidas en el Libro Rojo de las Aves de España (LRAE), son las tres especies que optan al reconocimiento como Ave del Año 2024, en esta iniciativa organizada anualmente por la ong conservacionista SEO/BirdLife.

Las tres están vinculadas con humedales y afectadas por los problemas de agua en España, lo que ha repercutido «tanto en su cantidad como en su calidad» y les ha llevado hasta el LRAE confeccionado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ante «su riesgo de extinción, su declive poblacional y sus amenazas», de acuerdo con el comunicado distribuido por SEO/BirdLife.

De hecho, el avetoro común está considerado en peligro crítico en el LRAE y en peligro de extinción en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (CNEA) ante «la mala gestión de su hábitat, especialmente durante los períodos de sequía» que puede llevar incluso a hacerla desaparecer de las marismas del Guadalquivir, La Mancha húmeda o el Delta del Ebro.

El bigotudo se encuentra en mejor situación, calificada como vulnerable en el LRAE pero, si bien no aparece en el CNEA, sí está incluido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial debido a las amenazas derivadas de la alteración de su hábitat.

También la espátula común aparece en el LRAE con categoría de vulnerable desde el punto de vista de su capacidad reproductora y con la de preocupación menor como invernante.

SEO/BirdLife ha creado una página específica para que todos aquellos interesados que lo deseen puedan votar «on line» cuál de las tres especies merece este reconocimiento: seo.org/elige-ave-del-2024/.

La organización ecologista organiza desde 1988 esta campaña de comunicación y conservación Ave del Año con el objetivo de llamar la atención sobre la «delicada situación» que presentan algunas de las especies de la avifauna española, alertando de su mal estado de conservación y como símbolo de la urgencia de proteger los ecosistemas en los que viven.

Hasta la fecha, un total de 33 especies han sido reconocidas en este sentido, bien por su declive poblacional, bien por las amenazas a su conservación.