El Ayuntamiento de Alicante reduce más del 30% del consumo eléctrico instalando 2.148 paneles solares

El Ayuntamiento de Alicante ha conseguido reducir en un 31% el consumo eléctrico en una treintena de edificios municipales tras instalar paneles solares fotovoltaicos. La actuación, cuya certificación final aprobó la Junta Local de Gobierno, la ha impulsado la Concejalía de Infraestructuras y la ha llevado a cabo la empresa Pavener Servicios Energéticos con una inversión de 938.782 euros.

La concejala de Infraestructuras, Cristina García, ha señalado que “estas medidas encaminadas a mejorar la eficiencia energética son muy positivas y necesarias”. “El objetivo -continúa la edil- es avanzar en el autoconsumo mediante el uso de energías renovables y ahorrar en la factura dando ejemplo también desde las administraciones públicas para la consecución de una sociedad más sostenible”.

Infraestructuras ha instalado un total de 2.148 paneles solares fotovoltaicos en centros comunitarios y sociales, pabellones deportivos, el MACA, el Centro Municipal de las Artes y otras dependencias municipales como edificios de Bomberos o los mercados municipales de Babel y Benalúa, entre otras. En total, la actuación afecta a 30 edificios municipales y está cofinanciada con fondos europeos.

Gracias a ello el consumo anual en estas dependencias ha pasado de 5.340.204 kilovatios/hora a 3.672.813 kw/h, es decir, que se ha reducido en un 31% con un ahorro de energía de 1.667.391 kw/h. Al mismo tiempo, la instalación de estos paneles ha permitido rebajar en 868 las toneladas de Co2 emitidas a la atmósfera al año.

Esta actuación se suma a la instalación de placas solares fotovoltaicas para autoconsumo realizada en un total de 33 colegios de Alicante hace dos años. Ambas forman parte del Plan de Actuación de Energía Sostenible del Municipio de Alicante o plan de mejora de eficiencia energética.