El consumo de ultraprocesados aumenta la mortalidad en adultos, según la Universidad Miguel Hernández

Un estudio de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche asocia el consumo de alimentos ultraprocesados con el aumento de mortalidad y efectos perjudiciales en adultos.

La investigación refleja que los mayores de edad que tienen un alto consumo de alimentos ultraprocesados presentan un 40 por ciento más de riesgo de muerte que los que hacen un consumo bajo de estas comidas.

“Se observó también cierta evidencia de un efecto perjudicial del consumo de los alimentos ultraprocesados sobre la mortalidad cardiovascular y por cáncer, con un aumento del riesgo de muerte del 35 y 6 por ciento, respectivamente, aunque no resultó estadísticamente significativo”, según fuentes de la institución académica.

Los autores concluyen que un consumo elevado de alimentos ultraprocesados se asocia a una mayor mortalidad por todas las causas a largo plazo en adultos del Mediterráneo, lo que supone “una evidencia sólida” sobre el perjuicio de su consumo.

El estudio se ha llevado a cabo con una muestra representativa de población adulta, de mínimo 20 años, que participaron en la Encuesta de Nutrición y Salud de la Comunidad Valenciana y se les realizó un seguimiento durante 18 años en el que se evaluó la dieta, estado de salud y el estilo de vida.

Las investigadoras Laura Torres Collado y Sandra González Palacios, de la Unidad de Epidemiología de la Nutrición de la UMH, en un estudio en el que también participan otros expertos del Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (ISABIAL), del Grupo de Epidemiología y Salud Pública del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) y de la Universidad de Poznan (Polonia).

InfoSOS, por un mundo sostenible.