El proyecto Minigut estudia la relación entre alimentos y microbiota para avanzar en mejores productos

 El parque tecnológico AINIA ha desarrollado un proyecto denominado Minigut que ha permitido conocer en detalle el funcionamiento de la microbiota para así aportar nuevas soluciones tecnológicas que ayuden a las empresas en el diseño, desarrollo y lanzamiento de nuevos productos capaces de mejorar la salud.

El proyecto, financiado por la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, nace de la preferencia que tiene los consumidores por alimentos que ayudan a mejorar su salud y bienestar.

Para dar respuesta a esta demanda, la industria alimentaria necesita aportar evidencias científicas que avalen los beneficios saludables de los productos innovadores que lanzan al mercado.

De este modo, en el marco del proyecto Minigut se ha profundizado en la interacción del alimento con la microbiota intestinal, para poder desarrollar productos alimentarios innovadores, saludables y de valor añadido.

Es un proyecto de investigación tecnológica aplicada, en el que han intervenido diversas áreas de conocimiento como la biotecnología, la nutrición y la biología.

La investigación experimental y clínica de la última década ha subrayado la importancia de la microbiota intestinal y el papel que juega en la salud y en la enfermedad.

Si se provocan alteraciones en esta zona puede dar lugar a disbiosis (desequilibrio del microbioma intestinal), asociado a muchas enfermedades comunes, como la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), el síndrome del intestino irritable, la enfermedad del hígado graso no alcohólico y enfermedades metabólicas como la obesidad.