¿El uso de gas natural genera emisiones de CO2?

Sí, el uso de gas natural genera emisiones de dióxido de carbono (CO2). Aunque el gas natural es una fuente de energía más limpia que otros combustibles fósiles como el carbón o el petróleo, todavía libera dióxido de carbono al ser quemado.

El gas natural es principalmente compuesto por metano (CH4), un gas con un efecto de calentamiento global mucho mayor que el CO2 en términos de su potencial de calentamiento por unidad de masa. Aunque el metano es un gas con un efecto de calentamiento global más intensivo que el CO2, en términos de volumen, el CO2 es el principal contribuyente al efecto invernadero debido a su mayor concentración en la atmósfera.

El uso de gas natural en lugar de otros combustibles fósiles puede reducir las emisiones de CO2 y otros contaminantes, pero es importante que se considere la totalidad del ciclo de vida del gas natural, desde su exploración y producción hasta su distribución y uso final, para comprender la cantidad total de emisiones generadas. En general, es importante reducir la dependencia de los combustibles fósiles y promover fuentes de energía más limpias y sostenibles para mitigar el cambio climático.

InfoSOS, por un mundo sostenible.