Greenpeace propone un nuevo perfil de ciudadano: el neopolitan

Neopolitan: Dícese de la persona de cualquier edad, cualquier ideología política… que aceptan el reto de consumir de manera responsable, ética y justa para cambiar las ciudades y por tanto el planeta.

Desde Greenpeace lanzamos una nueva tribu, las y los neopolitans. Es una tribu a la que es fácil unirse, no necesita gustarle un tipo de música concreta o llevar una ropa determinada, puedes incluso pertenecer a esta tribu y no saber que ya eres un neopolitan o puedes unirte a este movimiento.

Una persona neopolitan se pregunta los significados de las etiquetas, cree que los verdaderos malos humos son los de los coches y cuando ve una cebolla en un supermercado cubierta de film y en bandeja de poliespan se pregunta si esta no tiene ya suficientes capas. Es una persona que se repara las prendas, bien porque sabe coser o porque va a un sitio de reparación, que quiere ir en bici por la gran ciudad y respirar sin contaminación… que quiere tener parques y plazas, que quiere comprar a granel y evitar los plásticos.

Pues aquí 5 puntos básicos para empezar:
– Come sano, ecológico, local o de cercanía, reduce tu consumo de carne y prima el pescado sostenible… sí, también valen los huevos y tomatitos del pueblo.
– Utiliza el transporte público. Usa, o le gustaría ir, en bici y quiere una ciudad que de lo permita sin jugarse el tipo a diario, también quiere una ciudad donde se pueda andar, pasear,
– No le gusta ver que tiene que tirar su bolsa de basura llena de plásticos 3 veces más que las otras, y va por los sitios diciendo “No, no necesito bolsa, por favor” o bien “Póngame una jarra de agua del grifo, gracias”
– Tienen su estilo y evitan la fast fashion, buscando marcas sostenibles. Puede o no saber reparar, pero se busca la manera de hacerlo.
– Twittea como la que más, o bien no sabe ni qué es Facebook, pero se preocupa de dónde vienen o a dónde irán los aparatos electrónicos que pasan por sus manos
* Extracto del artículo redactado por Celia Ojeda.