Greta Thunberg se declara «no culpable» de un delito por protestar contra la industria de combustibles fósiles

La activista medioambiental Greta Thunberg se declaró ante un tribunal británico «no culpable» de un delito de desorden público por su participación en una protesta celebrada el pasado mes contra la industria de los combustibles fósiles.

Según dispuso el magistrado, el juicio a Thunberg se celebrará el 1 de febrero de 2024 en la Corte de Magistrados de la City de Londres y se espera que dure dos días.

Thunberg, de 20 años, se personó junto con otros cuatro activistas de la organización Fossil Free London ante la Corte de Magistrados de Westminster, en el centro de la capital, donde confirmó su identidad aunque no su dirección en Suecia, que no se leyó en alto por temor a las amenazas que asegura haber recibido.

La activista sueca, que hasta entonces permanecerá en libertad incondicional junto con los otros activistas, no hizo declaraciones a los numerosos medios de comunicación congregados a la entrada del edificio, flanqueado por una treintena de activistas de grupos medioambientales como Stop Oil, Greenpeace y Fossil Free London.

Entre grandes pancartas con mensajes como «Dinero del petróleo fuera» y «Hagan que los que contaminan paguen», una de las activistas que aguardaban a la entrada del tribunal, parte de la organización Fossil Free London (Londres libre de combustibles fósiles) que respondió al nombre de Josie, dijo a EFE que «confía» en que «prevalezca la emergencia climática».

«En realidad, las personas que son los verdaderos criminales son las que están en el poder, que conscientemente nos van empujando cada vez más hasta el colapso climático a quienes nos resistimos», agregó.

Thunberg es una de las 26 personas acusadas por su implicación en el acto de protesta celebrado el pasado 17 de octubre, convocado por la organización Fossil Free London (Londres Libre de Combustibles fósiles).

Ese acto se convocó a las afueras de un hotel cercano al céntrico parque de Hyde Park, en el que estaban reunidos consejeros delegados de compañías energéticas con motivo del Foro de Inteligencia Energética.

Thunberg fue acusada de «no haber cumplido con una condición impuesta en virtud de la sección 14 de la Ley de Orden Público».

En aquel evento acudieron más de un centenar de activistas congregados por Fossil Free London, junto a un hotel en el que los responsables de varias empresas energéticas, entre ellas Aramco, BP o Cepsa, celebraban en sus salas el Foro de Inteligencia Energética.