Introducen en La Albufera galápagos juveniles y los primeros samarucs criados en el Ocenaogràfic

La Fundación Oceanogràfic y la Conselleria de Medio Ambiente han reintroducido en L’Albufera d València juveniles de galápagos europeos y 1.500 samarucs, 300 de los cuales son los primeros que se han criado en las lagunas del acuario valenciano.

Un total de 1.500 ejemplares de samaruc se soltaron en distintas surgencias de L’Albufera en el término municipal de Albalat de la Ribera, un área clave para la conservación de especies amenazadas, según fuentes del Oceonagràfic.

Además, se liberaron ocho juveniles de galápago europeo procedentes también del Oceanogràfic y el Centro Acuícola de El Palmar con el fin de reforzar la población reintroducida en 2020 en el ullal de Senillera, enclave confirmado como idóneo para el establecimiento de la especie en el parque.

Todos los ejemplares fueron marcados con microchip para facilitar su seguimiento en los próximos años.

La responsable del Centro Acuícola de El Palmar de la Dirección General de Medio Natural y Animal de la Conselleria, Pilar Risueño, ha explicado que «gracias a la temperatura constante de los ullals – unos 18 grados todo el año-, estos lugares actúan como santuario al limitar la proliferación de especies invasoras que compiten con las especies autóctonas».

La suelta de los ejemplares criados en el Oceanogràfic es también una oportunidad educativa para estudiantes de bachillerato y de 4º de ESO del IES El Saler, quienes también participaron en este proyecto de conservación junto a representantes de la asociación Acció Ecologista-AGRÓ.

El samaruc (Valencia hispanica), considerado uno de los vertebrados más amenazados en la Comunitat Valenciana, requiere esfuerzos continuos para su conservación y repoblación.

«La colaboración entre la Fundación Oceanogràfic y la Conselleria de Medi Ambient ha desempeñado un papel crucial en este proceso», ha destacado el responsable de Conservación de la Fundación Oceanogràfic, José Luis Crespo.

Esta primera suelta de ejemplares de samaruc criados en el Oceanogràfic supone un gran paso en la preservación de esta especie endémica. La naturalización de los lagos del Oceanogràfic de la Ciutat de les Arts i les Ciències no solo acerca los humedales a la sociedad, sino también permite mantener y controlar especies autóctonas antes de su reintroducción en su hábitat natural, contribuyendo así a la sostenibilidad y biodiversidad de la región.

En noviembre de 2019, los técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente soltaron samarucs de la línea genética de L’Albufera en uno de los lagos del Oceanogràfic, con el objetivo era mantener una población en reserva a partir de la cual pudiesen reintroducirse en el lago del parque.

Durante estos cuatro años, la población no sólo se ha adaptado perfectamente a las instalaciones, sino que se ha reproducido y los 300 ejemplares soltados ahora son el inicio de una serie de reintroducciones que se llevarán a cabo en los próximos años.

Respecto al galápago europeo, destaca la colaboración que se mantiene durante los últimos años entre la Fundación Oceanogràfic y la Generalitat gracias a la cual es posible el engorde de un mayor número de neonatos procedentes del programa de cría llevado a cabo en las instalaciones del Centro acuícola de El Palmar.

Tanto el samaruc como el galápago europeo están catalogados en peligro de extinción, habitan en ambientes de agua dulce y salobre y el refuerzo de sus poblaciones es una herramienta indispensable para asegurar su conservación en el medio natural.