Javier Fur (Grupo Marjal): “Al adquirir una vivienda con criterios de sostenibilidad pesa más la conciencia que el ahorro”

Somium, la división de promoción inmobiliaria de segunda residencia del Grupo Marjal, con sede en Guardamar (Alicante), ha ganado el galardón al “Mejor Desarrollo Sostenible Residencial” en los International Property Awards, con la promoción Well-Living by Somium, un conjunto de villas sostenibles ubicadas en una urbanización de lujo en Orihuela. “Es un orgullo y sobre todo que podamos representar a Europa, a España y a la Costa Blanca”, asegura el CEO de Grupo Marjal, Javier Fur.

“La inquietud de contribuir a mejorar el planeta siempre ha formado parte de nuestra estrategia y de nuestro propósito”, explica el directivo en una entrevista con InfoSOS.

Grupo Marjal empezó a tener en consideración la sostenibilidad hace dos décadas cuando “ni existía esa conciencia, ni había industriales que hubiesen apostado por ello”, y “hace cinco o seis años decidimos que todo lo que fabricáramos en este sector, tenía que tener criterios de sostenibilidad”, afirma. Las viviendas, además, están certificadas.

El certificado “es un aval del producto y es importante” porque al entregar la vivienda a un cliente tiene “la certificación y la trazabilidad de cómo se ha construido, los materiales o instalaciones”, señala el ejecutivo. Las empresas certificadoras son bastante exigentes porque “te miden desde la separación del residuo” hasta “el producto final”, y evalúan “por encima del Código Técnico de la Edificación”, explica.

En cuanto al precio, adquirir una vivienda con criterios de sostenibilidad puede costar, según los cálculos de Fur, “un 15% más”, y “más allá del ahorro energético, pesa más la conciencia de adquirir un producto con criterios de respeto al entorno y que genera menor residuo”, destaca.

Esto es lo que demanda el cliente de Somium, que procede del centro y norte de Europa, tiene entre 40 y 50 años, es profesional o empresario y está “formado e informado sobre los avances y novedades, y con esa sensibilidad de contribuir a esa mejora del planeta” y quiere “una casa que se haya construido con esos criterios, aunque sea segunda residencia”, apunta.

España ha tardado más en llegar a la edificación sostenible que otros países del entorno porque el modelo de construir y vender funcionaba y “no tenías que innovar mucho”, dice Fur. En su opinión se innovó en diseño, pero sigue habiendo dos grandes cosas pendientes: “apostar más por la sostenibilidad, más allá que exige el Código Técnico de la Edificación, y también en la orientación y acompañamiento al cliente”.

“Es una apuesta más cara y un poco más arriesgada, pero es el futuro porque el mundo selecciona productos y servicios con esos criterios”, asegura el CEO de Grupo Marjal y de Somium.

En la foto, Javier Fur, en el centro del grupo.

Artículo de Kati Ferrero

InfoSOS, por un mundo sostenible.