Jorge Olcina: «Pocas lluvias y valores altos de temperatura para el próximo trimestre»

Los modelos de previsión meteorológica en la Comunitat Valenciana para los tres próximos meses apuntan a que se mantendrá la situación actual de pocas lluvias y temperaturas por encima de los valores habituales.

Así lo ha manifestado a EFE el responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA), el catedrático Jorge Olcina, quien ha considerado que, pese a que pueda hacer periodos de frío e incluso algo de nieve en el interior, los pronósticos apuntan a que este invierno seguirá la «anomalía» experimentada en los últimos meses, que se ha saldado con uno de los otoños más secos del último medio siglo.

El año 2023 se ha cerrado con sequía debido a precipitaciones «muy por debajo de lo normal» y a temperaturas «muy cálidas», sobre todo desde la primavera y con un verano «muy caluroso, especialmente en las horas nocturnas».

Ha puesto como ejemplo la ciudad de Alicante, donde lo considerado normal en otoño son entre 100 y 120 litros por metro cuadrado de lluvia cuando este año no se han recogido más de 20.

Olcina ha puesto de relieve que el otoño es una de las estaciones lluviosas del clima mediterráneo y ha añadido que la situación actual aboca a «un 2024 de incertidumbre de las precipitaciones», que no se prevén de forma significativa a corto y medio plazo.

La situación de sequía no afectará a los consumos urbanos, que parecen garantizados en toda la provincia de Alicante, aunque el experto ha advertido de que si no llueve con normalidad durante enero, algo que los modelos apuntan como «improbable», se complicarán los abastecimientos en la agricultura de regadío.

Tras indicar que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha habilitado la apertura de los pozos d sequía, Olcina ha añadido que a esta preocupante coyuntura se suma el fenómeno del ‘Niño’, que parece que empujará a que 2024 vuelva s ser un año cálido a nivel mundial, lo que se pondría de manifiesto sobre todo con un verano muy caluroso.

Para el catedrático en Geografía Regional, todos estos datos refuerzan la necesidad de actuar frente al cambio climático: «Negar su evidencia se convierte en una irresponsabilidad desde ya», ha recalcado Olcina, quien ha apelado a «empezar a tomar medias de adaptación en la actividad económica y en las ciudades».