José Gosálbez: “Cantidad, calidad y gestión del agua es la solución para La Albufera”

El Concejal de Devesa-Albufera, José Gosálbez Payá, ha participado en la inauguración de las jornadas de la Confederación Internacional sobre Conservación y Gestión de Humedales. En el acto, celebrado en el complejo cultural La Petxina, el edil de Devesa- Albufera ha insistido acerca de la “cantidad, calidad y gestión del agua que en vez de ser el problema, debería ser la solución a los problemas de los humedales y que son los elementos sobre los que tienen que concentrar el esfuerzo las administraciones, además de ser una obligación legal y una responsabilidad con la Albufera de los valencianos”.

En su intervención, Gosálbez Payá ha recordado que “la Albufera de Valencia es uno de los mayores humedales del Mediterráneo con 21.120 hectáreas de territorio protegido por la legislación regional, nacional e internacional y de una complejísima gestión que requiere compaginar los usos económicos como la pesca, la caza, la agricultura o el turismo, con la conservación del medio natural que nos compromete a todos”.

“En esto ha consistido mi labor en estos últimos meses, trabajando en mesas técnicas y reuniones de perfil político, demandando el envío efectivo del caudal ambiental recogido en el Plan de Cuenca, que, por cierto, el Gobierno de España nos negó”, ha recalcado el responsable de Devesa-Albufera.

 “Aún en sequía, la norma ordena que la conservación de la Albufera es prioritaria mientras no afecte al suministro del agua que beben los valencianos, por eso, seguiremos exigiendo los necesarios caudales de la máxima calidad, especialmente en los períodos de mayor necesidad, con el propósito de cubrir las necesidades ambientales, de la agricultura y del resto del humedal protegido”, ha afirmado Gosálbez.

El edil ha argumentado que “por mucho que nos lamentemos ahora por la falta de lluvia, o por las lluvias torrenciales, también recurrentes en esta parte de España, recordar la riada de 1957, y que todo ello lo achaquen al llamado ‘cambio climático’, los registros históricos lo desmienten porque demuestran que las sequías en Valencia vienen siendo una constante”. Y ha continuado su discurso, especificando que “de 1875 a 1879 tuvimos cinco años secos, de 1925 a 1929 cuatro años de sequía, al igual que de 1952 a 1955. Todas ellas, curiosamente, anteriores a esas teorías que dicen que estos fenómenos serán, cada vez más dañinos y más frecuentes debido a la acción del hombre, a la actividad humana, al factor antrópico que provoca el calentamiento global, una hipótesis no demostrada, pero que han dado por buena, sin examen, casi como un acto de fe, los políticos menos rigurosos”.

José Gosálbez, se ha mostrado contundente, argumentando que “el problema de un humedal como la Albufera no es el ‘cambio climático’ o el ‘alarmismo climático’, o la ‘religión climática’, porque este discurso de la burbuja climática no ha servido más que de señuelo ideológico y derroche de dinero público que podría estar mejor empleado en facilitar un desarrollo industrial no invasivo. Un discurso, el del cambio climático, del que se han descolgado un buen número de científicos, algunos de ellos, premio Nobel”.

El responsable de la Concejalía de Devesa- Albufera, ha destacado que “el Ayuntamiento de Valencia seguirá trabajando sin descanso por su humedal. Su futuro, 38 años después de su protección, pasa irremediablemente por convertirse en la Albufera de todos y donde todos los intereses tanto agrícolas, pesqueros ambientales como turísticos queden alineados en un horizonte común”.

Antes de finalizar su intervención, José Gosálbez ha puesto en valor el Humedal autóctono de los valencianos como es la Albufera y ha recalcado la importancia de liderar la iniciativa de que el Ayuntamiento de Valencia haya promovido su declaración como Reserva de la Biosfera por la Unesco.

InfoSOS, por un mundo sostenible.