La Comunidad Valenciana, entre las que menos residuos radiactivos generaron entre 2021 y 2023

La Comunitat Valenciana se encuentra entre las autonomías que menos residuos radiactivos generaron entre octubre de 2021 y septiembre de este año, con 0,09 m3, según ha detallado el presidente de la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (Enresa), José Luis Navarro.

Enresa mantiene contratos con 967 instalaciones radiactivas en España para la retirada de sus residuos, de las que el 52 por ciento pertenecen a diferentes ámbitos industriales, algo más del 30 por ciento son de uso médico y cerca del 18 por ciento del campo de la investigación y la docencia.

En rueda de prensa tras abrir las XXI Jornadas de Residuos Radiactivos de Instalaciones Radiactivas que organiza la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (Enresa) en Córdoba, su presidente, José Luis Navarro, ha explicado que anualmente estas instalaciones generan, según la media de los últimos diez años, unos 15 metros cúbicos de residuos radiactivos, que son gestionados, de acuerdo con sus características radiológicas, por profesionales cualificados.

Se tratan de residuos heterogéneos que incluyen, entre otros, fuentes de radioterapia, materiales residuales del uso de radioisótopos en medicina nuclear y de todo tipo de investigaciones médicas o docentes; fuentes de control de procesos y medidas industriales; o equipos en cuya composición o que para su funcionamiento precisan de componentes radiactivos.

Residuos que acaban en El Cabril

Navarro ha detallado que, en todo caso, son residuos de «baja y media actividad que siguen un proceso reglamentado» hasta que finalmente son gestionados en el Centro de Almacenamiento de residuos radiactivos de El Cabril, ubicado en la Sierra Albarra de Córdoba, en el municipio de Hornachuelos.

Concretamente, de los 967 contratos, 402 pertenecen al sector de la industria, 296 se mantienen con instalaciones para uso médico, 174 para docencia e investigación y 95 son de otro tipo de uso, según ha señalado el jefe del departamento de Logística de Enresa, Victor Álvarez, quien ha expuesto que entre octubre de 2021 y septiembre de 2023 se han retirado 29,72 metros cúbicos de residuos procedentes de este tipo de productores.

Entre las regiones que más residuos retiraron en este periodo se encuentran Madrid, con 17,81 metros cúbicos (m3), seguida de Aragón (2,84 m3), Cataluña (2,21 m3), La Rioja (2,03 m3), País Vasco (1,96 m3) y Andalucía (1,00 m3).

Por su parte, las que menos residuos han retirado en ese mismo periodo han sido Galicia (0,41 m3), Castilla y León (0,36 m3), Navarra (0,26 m3), Murcia (0,22 m3), Cantabria (0,22 m3), Canarias (0,10 m3), Comunitat Valenciana (0,09 m3), Asturias (0,06 m3), Extremadura (0,06 m3), Castilla-La Mancha (0,03 m3) y Baleares, que no generó ningún residuo de este tipo.

Protocolo sobre Vigilancia Radiológica de Materiales Metálicos

En el caso de Andalucía, el 51 por ciento los residuos retirados son de instalaciones industriales, más de un 46 por ciento de actividades de investigación y docencia, y cerca de un 4 por ciento de instalaciones médicas, si bien casi la mitad del total proceden de Instalaciones incluidas en el ámbito del Protocolo sobre Vigilancia Radiológica de Materiales Metálicos.

El presidente de Enresa ha expuesto que se suele asociar a la empresa «únicamente con el desmantelamiento de las centrales nucleares y los residuos que éstas generan», si bien «hay más residuos radiactivos que gestionar».

Concretamente, ha señalado que en España funcionan más de un millar de instalaciones radiactivas «de las que nos beneficiamos todos», en los campos de la investigación, la medicina y la industria, que «en su actividad diaria trabajan con fuentes e isótopos radiactivos y generan residuos».

Navarro ha subrayado que durante las jornadas, en las que participan casi medio centenar de técnicos y responsables de la gestión de los residuos radiactivos generados en el ámbito hospitalario, industrial y de investigación de toda España, se intercambiará «información y experiencias» para optimizar los procesos de gestión de los residuos radiactivos que se generan en sus actividades que tienen una gran importancia en la vida cotidiana.

Los «pequeños productores», como se conoce coloquialmente a estas instalaciones radiactivas, son «el ejemplo más claro de cercanía a la sociedad en el cumplimiento del servicio público esencial que Enresa tiene encomendado», ha resaltado Navarro, quien ha puesto énfasis en que el Centro de Almacenamiento de El Cabril es la «pieza clave en la gestión de los residuos radiactivos en España».