La Diputació de Valencia incrementa el presupuesto de Carreteras para lograr vías más sostenibles y seguras

Vicent Mompó, presidente de la Diputació de València, y Reme Mazzolari, vicepresidenta segunda y diputada de Carreteras, han reunido en el Centre Cultural la Beneficència de València más de un centenar de alcaldes, alcaldesas y técnicos municipales de la provincia para trasladar las claves de las actuaciones que llevará a cabo la institución provincial en la gestión de la red viaria provincial.

El presidente Mompó ha anunciado un incremento de un 13% en el presupuesto del área de Carreteras para 2024, asumiendo las competencias de Movilidad Sostenible: “no se trata de algo casual, sino de toda una declaración de intenciones: nuestras carreteras deben fomentar la movilidad entre las personas, y lo deben hacer de manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente”.

En su intervención, Vicent Mompó indicaba que “una buena red de carreteras es un factor clave, no solo garantizar la seguridad de la ciudadanía que es el precepto más importante, sino también para fomentar el desarrollo local, para dinamizar la actividad económica, y para facilitar el acceso a todos los servicios básicos de salud, educación y servicios sociales; especialmente en los municipios de menor tamaño”.

Por su parte, Reme Mazzolari ha asegurado que “el área de Carreteras de la Diputació está a la vanguardia a nivel nacional y europeo en conceptos como la descarbonización de las carreteras, para reducir el impacto de nuestras emisiones de gases invernadero a la atmósfera” y ha señalado que “esto es solo una parte del proceso que hemos denominado ‘humanización de las carreteras’, de manera que la gestión de nuestras infraestructuras debe conjugar factores como la sostenibilidad, las nuevas formas de movilidad, los usuarios vulnerables o la vertebración del territorio”.

“Este cambio de visión -continúa la vicepresidenta segunda- se resume en un concepto: poner a las personas usuarias de la red provincial en el centro de la toma de decisiones, atendiendo a todos los componentes sociales, económicos y ambientales que implica la gestión de las carreteras”. 

Minimización de la huella de carbono

Una de las novedades para el año 2024 es que la institución provincial valorará como criterio de adjudicación en las licitaciones de obras la solicitud de la Declaración Ambiental de Producto DAP, que facilita la valoración de la gestión de los gases de efecto invernadero por parte de las empresas aspirantes.

Según el director de Carreteras de la Diputació, Javier Piedra, “el objetivo es disminuir las emisiones de CO2 hasta un 25%, promoviendo así el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con especial atención al que hace referencia a energía asequible y no contaminante”.

Este programa tendrá continuidad en el área de Carreteras con nuevas fases de implantación en las que se valorará la minimización de la huella de los productos ofertados con la introducción de nuevos criterios en la adjudicación de los contratos, que permitan la compensación de la huella de carbono generada por la obra pública a lo largo de su vida útil, a través de mecanismos como la renaturalización, el uso de energías renovables y otros aspectos relacionados con el medio ambiente.

“Queremos lograr a medio plazo -afirma Reme Mazzolari- un balance neutro de la huella de carbono en las obras de construcción y mantenimiento de carreteras; y queremos ser uno de los motores de cambio que motiven a las empresas a trabajar con materiales menos contaminantes y valoren en sus actividades factores sociales y ambientales, más allá del lícito beneficio económico”.

Vertebración del territorio

Otra de las claves que se han abordado en la jornada de trabajo es el papel de la red viaria en la vertebración de los municipios que componen la provincia de Valencia.

En este sentido, se ha anunciado que la Diputación redoblará su apuesta por acondicionar los caminos de titularidad municipal que tengan una funcionalidad añadida por algún motivo, como puede ser acortar itinerarios, comunicar lugares con movilidad estacional o constituir la única vía de acceso a núcleos habitados de relativa importancia.

Para ello, el área de Carreteras de la institución provincial, con la ayuda de los técnicos municipales, inventariará la red de dominio público para priorizar las actuaciones sobre aquellos que tengan una mayor afección en la calidad de vida de la ciudadanía.

“Es muy importante que en este proceso de elaboración del inventario se impliquen al máximo los ayuntamientos, puesto que es allí donde conocen mejor que nadie su término municipal”, ha concluido Javier Piedra, que ha incidido en que “por parte del área de Carreteras de la Diputación, pondremos a su disposición nuestros medios técnicos y humanos para que entre todos podamos hacer el mejor trabajo posible y así diseñar una estrategia de actuación que dé respuesta a las necesidades reales de la población”.