La Diputación de Alicante logra que el Ministerio revise la norma sobre el uso de aguas regeneradas

El Ministerio de Transición Ecológica ha aceptado la observación presentada por la Comisión Provincial del Agua de la Diputación de Alicante al Reglamento de reutilización de las aguas y modificará parcialmente esta norma para hacer viable, como así proponía el órgano provincial alicantino, que los agricultores puedan mezclar aguas regeneradas con aguas procedentes de otros orígenes, como las superficiales.

Así lo ha asegurado este martes la vicepresidenta primera y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, tras conocer la Memoria de Análisis del impacto normativo del Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba el citado reglamento que habrá de presentarse para su aprobación a la Comisión Nacional del Agua, según un comunicado de la corporación provincial.

En esta memoria, según ha explicado Serna, el Ministerio asume la observación de la Comisión Provincial del Agua y solicita, por tanto, una modificación parcial del borrador, concretamente lo relativo al artículo 17.3.

«El hecho de que se haya llegado a tiempo para evitar un error del reglamento de reutilización es un éxito de un foro como la Comisión Provincial del Agua. En este caso, el trabajo serio de sus técnicos, y en especial del profesor Andrés Molina, ha permitido detectar a tiempo un error de planteamiento en la redacción, que, de no haber sido modificado, impediría en muchos casos que nuestros agricultores pudieran utilizar las aguas regeneradas”, ha manifestado Serna.

La diputada provincial ha incidido en que “haciendo posible la mezcla de aguas de distintos orígenes se pueden obtener aguas de suficiente calidad y seguras para el regadío».

En el escrito presentado por la Comisión Provincial del Agua a propuesta del profesor Andrés Molina, durante el periodo de consulta pública, se advertía de que ‘lo redactado en el apartado 3 puede poner en riesgo numerosos proyectos de reutilización, tanto los que ya se vienen desarrollando al amparo del Reglamento de reutilización del 2007 como nuevos proyectos que se puedan emprender».

«La razón radica en que, en muchos casos, el usuario mezcla las aguas regeneradas que recibe con recursos de otra procedencia, los cuales, si bien mejoran la calidad de esta agua en algunos aspectos (i.e. conductividad), en ocasiones pueden empeorar su calidad en aspectos relevantes previstos en la normativa sobre reutilización, como el parámetro de E. coli. Frente a ello, se propone una nueva redacción de este artículo», expone.

Por todo ello se proponía al Ministerio de Transición Ecológica la modificación de la redacción para un mayor entendimiento y la eliminación del apartado 3, una sugerencia asumida finalmente por la administración central, como así se recoge ahora en la memoria que se elevará a la Comisión Nacional del Agua, según el comunicado de la Diputación de Alicante.

«Esto supone, por lo tanto, a falta de conocer la redacción definitiva del Proyecto de Real Decreto, un paso en dirección adecuada para permitir el uso en la agricultura de aguas regeneradas, con agua de otros orígenes», ha apuntado Serna, quien ha afirmado que, “una vez más», en la Diputación de Alicante demuestran que «los intereses» de los agricultores y regantes de la provincia «son una prioridad».

InfoSOS, por un mundo sostenible.