La experta Rana Adib vaticina una «verdadera movilización» hacia las energías renovables en la COP28

La próxima cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP28) vivirá por primera vez una «verdadera movilización» hacia las energías renovables, vaticinó la directora ejecutiva de la Red de Política de Energía Renovable para el Siglo XXI (REN21), Rana Adib.

«Hay una verdadera movilización en torno a un objetivo mundial de eficiencia energética renovable que consiste en triplicar la capacidad de las energías renovables y duplicar la eficiencia», aseguró la experta en declaraciones a EFE durante el «Foro Internacional de Energía y Clima» celebrado esta semana en Viena.

Estos objetivos cuentan con el apoyo explícito de la presidencia del COP 28, de la Unión Europea (UE), de Estados Unidos y la Agencia Internacional de Energía (AIE), entre otros, destacó Abid, que dirige la REN21, una especie de grupo de presión para las energías renovables.

La experta recordó que las renovables necesitan «más inversión real y no solo ambición política» para lograr la sostenibilidad global, por lo que su desarrollo debe incluirse en el documento final de la COP28, que tendrá lugar en la primera mitad de diciembre en Dubái.

«No basta con un compromiso, la ambición no es suficiente», subrayó la experta, quien resaltó la necesidad de «un objetivo jurídicamente vinculante y que los países apliquen los marcos políticos y normativos adecuados».

En su opinión, esto es necesario para frenar la crisis climática, que ya afecta al 90 % de las ciudades, donde residen dos tercios de la población mundial, y que ya ha causado alrededor de 20 millones de migraciones.

Según Abid, las inversiones en el sector renovable tienen «un gran problema», pues no están bien distribuidas, ya que el 55 % se centra en China, seguida de Europa con un 12 % y EE.UU, con un 10 %, mientras que los países en desarrollo apenas atraen el 4 % de ese capital.

«Lo que está muy claro, y creo que es un mensaje muy fuerte de la AIE, es que el combustible fósil alcanzará su punto máximo esta misma década», subrayó Adib, en referencia a un reciente informe de la agencia que aglutina a los países consumidores de energía.

En cuanto a la delicada situación geopolítica actual, con las guerras en Ucrania y Oriente Medio, la experta remarcó que hay efectos positivos y negativos para el sector de las renovables.

Por un lado, estas crisis ponen de relieve la necesidad de acabar con la dependencia de las fuentes de energía fósiles.

Eso sí, Abid recordó que «muy a menudo se tiende a señalar a Oriente Medio pero en realidad el 55 % de las nuevas capacidades de gas natural se produce en el hemisferio norte, en los países industrializados occidentales».

Por otra parte, la crisis económica y financiera, en particular los elevados tipos de interés y la alta inflación, están complicando las inversiones en un sector que necesita mucha inversión inicial, concluyó Adib.